Publicado el 31 de jul de 2013 2:29 pm |

  comentarios

Foto: AP

(La Habana, 31 de julio – EFE).- Siete personas murieron esta semana y 46 permanecen intoxicadas tras consumir alcohol metílico comercializado ilegalmente en un barrio de La Habana, informó hoy la televisión estatal.

Una nota oficial leída en el noticiario indicó que los primeros casos llegaron a una policlínica del oeste de la ciudad el pasado lunes, pero “a pesar de las rápidas medidas adoptadas por el personal médico y el traslado urgente a diferentes centros hospitalarios” murieron siete pacientes.

Los fallecidos, seis hombres y una mujer de entre 37 y 58 años de edad, residían en el municipio habanero de La Lisa, al igual que el resto de los 46 intoxicados, precisó el reporte de la Dirección Provincial de Salud Pública de La Habana.

De ese grupo, 41 personas permanecen internadas, ocho de ellas diagnosticadas como graves.

Según el informe, la mayoría de las víctimas presentó síntomas típicos de intoxicación por alcohol metílico -también conocido como alcohol de “madera”- como “náuseas, dolores de cabeza, vómitos, decaimientos y problemas en la visión”.

“Para la investigación de este hecho se conformó un equipo multidisciplinario integrado por especialistas del Ministerio del Interior y el Ministerio de Salud Pública, que ha contado con el apoyo de la dirección del Partido Comunista de Cuba y el gobierno del municipio y la provincia”, añadió la nota.

Las investigaciones preliminares apuntan a que la sustancia, generalmente utilizada como reactivo en laboratorios y centros de investigación, fue sustraída de un almacén del Instituto de Farmacia y Alimentos por dos trabajadores.

Posteriormente, el alcohol fue comercializado “ilegalmente” por una mujer residente en el mismo barrio que los afectados.

El informe oficial destacó que el alcohol metílico es “sumamente tóxico para el organismo humano y su consumo puede provocar graves secuelas como ceguera e incluso la muerte”.

“Por sus características resulta difícil diferenciarlo del alcohol etílico, lo que puede propiciar la ocurrencia de lamentables accidentes cuando algunos ciudadanos por afán de lucro, irresponsabilidad y negligencia propician su consumo”, agregó.

Asimismo, las autoridades sanitarias alertaron a la población que haya ingerido “bebidas alcohólicas de dudosa procedencia” y con síntomas similares a acudir a los centros de salud.