Publicado el 14 de ago de 2013 8:17 am |

  comentarios

Foto: REUTERS/Laurent Dubrule

(Madrid, 14 de agosto. EFE).- El Gobierno español subrayó que mantiene abiertos los canales de concertación con el Gobierno venezolano y respeta el derecho de todo Estado a nacionalizar empresas siempre y cuando se respete la normativa internacional y se pague el preceptivo justiprecio.

Esta fue la respuesta a la pregunta formulada al Gobierno español en el Congreso de los Diputados de España por el partido centrista Unión Progreso y Democracia (UPyD) sobre posibles expropiaciones de empresas españolas en Venezuela.

En la iniciativa que presentó en el Congreso, UPyD citaba unas declaraciones del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en las que este advertía al Ejecutivo español de que adoptaría medidas económicas ejemplares si no rectificaba a tiempo su actitud.

En su respuesta, el Ejecutivo de Mariano Rajoy afirma que “mantiene abiertos los canales de diálogo y concertación con el Gobierno venezolano para encauzar las relaciones bilaterales en un ambiente de entendimiento y mutuo respeto a nuestras diferencias”.

A continuación, destaca que la presencia de empresas españolas en Venezuela “redunda en beneficio de ambos países”, más aún si ambas naciones trabajan conjuntamente “para resolver cualquier contencioso” que afecte a estas compañías.

“Por lo demás, España respeta el derecho de todo Estado a nacionalizar empresas por razones de interés nacional, siempre y cuando dicha nacionalización se produzca de acuerdo con la normativa internacional y previo pago del preceptivo justiprecio“, precisa la respuesta del Gobierno de Rajoy.

En todo caso, el Ejecutivo puntualiza que presta su apoyo y asistencia a todas las empresas españolas en el exterior “especialmente, a aquellas que están sufriendo procesos de indemnización injustificadamente dilatados”, unos casos que, según recalca, están presentes “de forma prioritaria” en la agenda bilateral de España con los Estados concernidos.