Publicado el 25 de ago de 2013 10:42 am |

  comentarios

Foto: Reuters

(Nueva York, 25 de agosto-AFP).- Los expertos de la ONU empezarán a investigar el lunes cerca de Damasco si fueron usadas armas químicas en un ataque el miércoles, luego de que el régimen sirio otorgara el permiso este domingo, anunció la institución.

“La misión se prepara para llevar a cabo investigaciones en el lugar a partir del 26 de agosto“, precisó el organismo en un comunicado.

El régimen de Bashar al Asad anunció el domingo que autorizaba a los expertos a iniciar la investigación, después de que alcanzara un acuerdo -que “entra en vigor inmediatamente”- con la Alta Representante de la ONU para el Desarme, Angela Kane.

Según el comunicado de Naciones Unidas, el secretario general Ban Ki-moon “dio instrucción a la misión dirigida por el doctor (Aake) Sellström, que se encuentra actualmente en Damasco, a concentrar su atención para determinar los hechos relativos al 21 de agosto con prioridad absoluta”.

La oposición siria acusa al régimen de Al Asad de haber matado a 1.300 personas en un ataque con armas químicas en los suburbios de la capital, lo que el gobierno sirio rechaza categóricamente.

Ban “subraya que el gobierno sirio afirma que ofrecerá la cooperación necesaria, incluido el cese de las hostilidades en los lugares relativos al incidente”, de acuerdo con el texto.

“El secretario general reitera que todas las partes tienen la responsabilidad compartida de cooperar urgentemente para ofrecer un espacio seguro para que la misión haga su trabajo eficazmente y dar toda la información necesaria”, precisa el comunicado.

El equipo de inspectores que examinará la zona había llegado a Siria el 18 de agosto para investigar otros tres lugares.

EE UU: “Hay muy pocas dudas de que las fuerzas sirias usaron armas química”

Foto: Reuters

“Hay muy pocas dudas de que las fuerzas sirias usaron armas químicas contra civiles” en un ataque el miércoles, en los suburbios de Damasco, informó este domingo un funcionario estadounidense, quien calificó de “poco creíble el permiso tardío” otorgado por Siria para investigar los hechos.

La fuente señaló a la AFP que, tomando en cuenta la cantidad de víctimas y sus síntomas, y el análisis de la inteligencia estadounidense, “hay muy pocas dudas, a esta altura, de que un arma química ha sido usada por el régimen contra civiles en este incidente”.

Los comentarios marcan un posicionamiento cada vez más fuerte de Estados Unidos, que parece dispuesto a iniciar una acción militar tras el presunto ataque químico en el que murieron 1.300 personas, según la oposición siria, en las afueras de Damasco el miércoles.

Autoridades estadounidenses informaron además que el presidente Barack Obama, quien mantuvo reuniones el sábado sobre la crisis en Siria con varios consejeros, tomaría una decisión sobre cómo responder a un ataque con armas químicas “indiscriminado”.

La fuente, que habló a la AFP bajo condición de anonimato, dijo que Washington tomó nota de que el régimen sirio autorizó este domingo a los expertos de la ONU a investigar los hechos a partir de este lunes, pero consideró la decisión tardía y poco creíble.

“Si el gobierno sirio no tuviera nada que esconder y hubiera querido probar al mundo que no ha usado armas químicas en este incidente, habría cesado sus ataques en el lugar y garantizado un acceso inmediato a la ONU hace cinco días”, dijo el funcionario estadounidense.

“A esta altura, la decisión del régimen (sirio) de garantizar el acceso al equipo de la ONU es demasiado tardía como para ser creíble, incluso porque las evidencias en el lugar han sido significativamente alteradas producto de la persistencia de los bombardeos y otras acciones intencionales del régimen en los últimos cinco días”, agregó.

Rusia llama a la “sensatez y a evitar un error trágico”

Por su parte, Rusia expresó su satisfacción este domingo por la autorización del gobierno sirio a que la ONU investigue el presunto uso de armas químicas y llamó a la “sensatez” y a evitar un “error trágico” ante una eventual opción militar.

“Estamos satisfechos de la actitud constructiva de los dirigentes sirios para poner en marcha una cooperación eficaz con la misión de la ONU”, declaró el portavoz del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, Alexander Lukashevich, en un comunicado.

En ese contexto, “llamamos firmemente a aquellos que, intentando imponer sus propios resultados de la investigación a los expertos de la ONU, plantean la posibilidad de una operación militar en Siria, a hacer prueba de sensatez y a no cometer un error trágico”, agregó el portavoz.

El ministerio llamó también a la oposición siria a permitir que los inspectores de la ONU puedan llevar a cabo su investigación “en toda seguridad”.