Publicado el 25 de ago de 2013 5:41 pm |

  comentarios

Foto: Archivo

(Bogotá, 25 de agosto. EFE) – El Gobierno colombiano y las Farc reanudarán el lunes en Cuba las negociaciones de paz, después de una “pausa” de tres días hecha por la guerrilla con el fin de analizar una propuesta de referendo impulsada por el presidente Juan Manuel Santos para validar los acuerdos que arrojen esos diálogos.

Esa iniciativa fue duramente criticada este domingo por el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Rodrigo Londoño Echeverry, alias “Timoleón Jiménez” o “Timochenko”, quien en un artículo publicado en la página de internet de ese grupo la consideró una “maniobra” electoral.

El Gobierno presentó el jueves al Congreso un proyecto de ley con carácter de urgencia para que el referendo sobre los términos de un eventual acuerdo de paz coincida con las elecciones legislativas que el país celebrará el 9 de marzo de 2014 o con las presidenciales del 25 de mayo del mismo año.

Pese a que el presidente no ha confirmado su intención de buscar un segundo mandato de cuatro años en las elecciones de mayo próximo, “Timochenko” dijo en su artículo que “no es raro que Santos recurra al proceso (de paz) para reelegirse”.

La idea de un referendo sobre la paz simultáneo con las elecciones se convirtió en los últimos días en un escollo para los diálogos que quedó superado con la decisión de Santos de autorizar la vuelta a La Habana de su equipo negociador, cuyo regreso a Bogotá había ordenado el viernes, en repuesta a la “pausa” de las Farc.

La mitad de la delegación oficial que viajó a Colombia llamada por Santos regresó la mañana del domingo a La Habana, después de analizar el sábado con el presidente el rumbo de los diálogos y decidir la vuelta a Cuba, confirmaron a Efe fuentes oficiales.

Viajaron el jefe negociador del Gobierno, el exvicepresidente Humberto de La Calle, el general retirado de la Policía Nacional Oscar Naranjo, y el industrial Luis Carlos Villegas.

Los otros tres integrantes: el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo; el general retirado del Ejército Jorge Enrique Mora y el negociador Frank Pearl, permanecieron en La Habana para atender una reunión con delegados de la ONU que estaba previamente acordada.

“Se constató rigurosamente que las Farc han tomado la decisión de regresar el lunes a las ocho y media de la mañana a la mesa de conversaciones para continuar normalmente con las deliberaciones”, dijo el sábado De La Calle, al justificar la orden presidencial de volver a Cuba.

De esta manera, las discusiones en el Palacio de Convenciones de La Habana sobre participación de las Farc en política, que es el segundo de cinco puntos que forman la agenda de diálogos, se reanudarán este lunes y continuarán hasta el miércoles 28, día en que está previsto el cierre de este ciclo.

La fecha de inicio del próximo ciclo será definida por las partes con base en lo que debatan en los tres días de diálogos que se reanudan este lunes.

Como ha ocurrido otras veces, las negociaciones, que se desarrollan sin un cese al fuego previo, se retoman en medio de nuevos hechos violentos, como la muerte de trece militares en un ataque perpetrado el sábado por supuestos guerrilleros de las FARC en la localidad de Tame, departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela.

Pese a todos esos tropiezos, el presidente Santos reiteró este domingo su confianza en la buena marcha de los diálogos y dijo que “a la paz no hay que temerle, porque el proceso que estamos liderando es serio y responsable”.

“Yo soy consciente de que esa tarea no es sencilla porque la idea de vivir en paz siempre había sido un anhelo que se veía muy lejano, casi como un sueño imposible”, manifestó el jefe de Estado al participar en Bogotá en la Caminata de la Solidaridad, una obra social que desde hace 35 años recauda fondos para los más necesitados.