Publicado el 26 de ago de 2013 4:01 pm |

  comentarios

(Caracas, 26 de agosto. Daily.com) Esta familia china no encontraba solución para conseguir casa en una de las ciudades más pobladas de ese país, así que decidieron alquilar un baño de hotel que no se estaba utilizando, para tener un hogar.

Zeng Lingjun, Wang Zhixia y su hijo recién nacido, Devi, ahora viven en un baño para hombres. Con la subida de los alquileres y la falta de empleo, esta familia no consiguió otra solución.

El Sr. Zeng describe su nuevo hogar como “pequeño pero completo” y dice estar feliz por su buena suerte. Este señor es originario de una familia muy pobre del pubelo Fumin, en la provincia de Jilin.

Este padre de familia, cuando joven, se ganó un cupo para estudiar en el Instituto Heilongjiang de Ciencia y Tecnología, pero por no poder pagar la matrícula no pudo cursar nunca, así que se trasladó a Shenyang para trabajar, ganando tan sólo 50 yuanes.

Este incansable emprendedor ha modificado un baño para convertirlo en un lugar habitable, cambió inodoros por camas, logró hacer de unos urinarios unas repisas para el televisor e hizo de los otros dos cubículos un armario para la ropa.

Por el otro lado la Sra. Wang comentó, “cocinar aquí no es conveniente, ya que es muy antihigiénico, pero estoy acostumbrada”.

El cabeza de familia, el Sr. Zeng, paga alrededor de 8.000 yuanes al año por estar en el baño, pero le ofrecieron gratis un espacio frente a su casa para poder trabajar, puliendo los zapatos de todo el que necesite de sus servicios. Este señor gana aproximadamente 2000 yuanes al mes por su trabajo, que además de pulir calzados hace de zapatero y complemente sus actividades con labores de cerrajero.

A pesar de que le gustaría tener un trabajo con más ingresos y tener una mejor casa, todavía le envía dinero a sus padres, algo que no le ayuda a ahorrar.

240 millones de trabajadores rurales se mudan a las ciudades de China para conseguir trabajo y hoy día son pieza vital en la floreciente economía de ese país, sin embargo, muchos de ellos viven en condiciones adversas, con un acceso limitado a la atención sanitaria y la educación.

Zeng Lingjun: “Hay que tomarlo con calma, estamos todavía muy jóvenes. La vida será mejor, siempre y cuando trabajemos duro “, dijo.

Foto: Daily Mail
Foto: Daily Mail
Foto: Daily Mail
Foto: Daily Mail