Publicado el 27 de ago de 2013 7:51 am |

  comentarios

Foto: AFP

(Nueva York, 27 agosto. AFP) – La ONU informó este martes que pospuso una nueva visita de sus expertos en armas químicas a un sitio cercano a Damasco por razones de “seguridad”.

Tras el ataque de francotiradores del lunes, “la visita (de este martes) debe ser postergada por un día para mejorar la preparación y seguridad del equipo”, señaló el portavoz de Naciones Unidas, Farhan Haq, que confirmó la información dada más temprano por el ministro de Relaciones Exteriores sirio Walid Mualem.

El equipo de la ONU todavía no ha obtenido “confirmación de acceso” para una nueva visita a Ghuta, pero Haq señaló que la espera para este martes. El vocero no dio más detalles sobre lo que está retrasando la confirmación.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, “nuevamente llamó a todos los bandos del conflicto a otorgar acceso seguro al equipo”, señaló el portavoz.

“Es de interés para todos obtener evidencia y claridad sobre una situación que ha traído gran sufrimiento al pueblo de Siria”, agregó.

El supuesto ataque con armas químicas en varios suburbios de la capital siria el 21 de agosto habría ocasionado la muerte de unas 1.300 personas, según la oposición.

Siria reta a la comunidad internacional a presentar pruebas de ataque químico

Foto: Reuters

Por su parte, el régimen sirio retó hoy a la comunidad internacional a presentar “cualquier prueba” que demuestre el uso de armas químicos por el Ejército sirio, y dijo que una acción militar internacional contra su país sólo servirá a los intereses de Israel y de Al Qaeda.

“El pretexto de las armas químicas es falso e infundado. Si quienes acusan a nuestras fuerzas armadas de emplear armas químicas tienen alguna prueba, les desafío a que la muestren a la opinión pública y a la comunidad internacional”, señaló en una rueda de prensa el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem.

Asimismo, explicó que el equipo de expertos de la ONU enviado a Siria ha retrasado hasta mañana una nueva visita a la zona del supuesto ataque químico en la periferia de Damasco por desavenencias entre los grupos rebeldes.

“El pretexto de las armas químicas es falso e infundado. (…) Les desafío a que la muestren a la opinión pública y a la comunidad internacional”

Según Al Mualem, los investigadores “no pudieron entrar hoy en la zona de Muadamiyat al Sham, porque los grupos armados no se han puesto de acuerdo entre ellos sobre las garantías para protegerlos”.

El responsable señaló que el régimen dispone de pruebas que revelará “en el momento adecuado” sobre el uso de armas químicas por parte de esos grupos armados, e insistió en que la operación del Ejército a las afueras de Damasco solo busca “proteger al pueblo”.

Pese a todo, el jefe de la diplomacia siria consideró que una intervención militar extranjera no debilitará las capacidades militares de su país en su “guerra contra el terrorismo”.

“Cualquier acción militar en esta región tiene el objetivo de servir a Israel, y, en segundo lugar, ayudará a los propósitos militares del Frente al Nusra, vinculado con Al Qaeda”, aseveró.

Al Mualem reconoció: “Todos estamos escuchando los tambores de guerra en torno a Siria”, y acusó al ministro británico de Exteriores, William Hague, de “propagar información falsa a la opinión pública” para justificar un eventual ataque.

“Todos estamos escuchando los tambores de guerra en torno a Siria”

Asimismo, consideró: “A veces Estados Unidos conduce la situación hacia la tensión para hacer a nuestros amigos que elijan entre un golpe militar y otras alternativas”.

“Preferimos una intervención militar antes que intentos de chantaje”, señaló el ministro, que agregó que en caso de que eso ocurra se defenderán con los “medios disponibles”.

A su juicio, las amenazas de intervenir en su país forman parte de una “guerra psicológica” y pretenden esconder la supuesta entrega diaria de “armas avanzadas” a los rebeldes a través de la frontera turca.

Al Mualem pidió a Jordania que “no se deje chantajear” y que se oponga a un ataque extranjero en Siria, al tiempo que calificó de “estratégicas e históricas” las relaciones con Rusia, país contrario a una intervención de ese tipo.

Las fuerzas armadas del Reino Unido preparan un “plan de contingencia” para una hipotética acción militar en Siria, indicó hoy Downing Street.

Un portavoz del Gobierno, sin dar apenas detalles, afirmó que el Reino Unido podría adoptar una decisión antes de que se conozcan los resultados de la misión de la ONU que inspecciona el área cercana a Damasco donde se produjo ese supuesto ataque con armas químicas el pasado día 21.

El Gobierno estadounidense ha dicho que exigirá al régimen sirio que rinda cuentas por lo que calificó de “innegable” uso de armas químicas contra la población civil, aunque no quiso confirmar si ha decidido ya una intervención militar.