Publicado el 28 de ago de 2013 10:10 am |

  comentarios

Video: AFP 28 / 8 / 2013

(Washington, 28 de agosto. EFE).- Estados Unidos tiene listo su despliegue naval frente a Siria para atacar en cualquier momento unidades e instalaciones del régimen de Damasco, si así lo decide el presidente Barack Obama, que sigue renuente a hacerlo sin respaldo internacional, señalaron hoy diversos medios periodísticos.

Según el diario Marine Corps, la Sexta Flota de EE UU ha apostado en el este del Mediterráneo cuatro destructores, Mahan, Gravely, Barry y Ramage, cada uno de los cuales con capacidad para cargar 90 misiles crucero Tomahawk.

El diario informó de que además hay unidades de la Infantería de Marina en Oriente Medio, África y Europa listas para llegar a Siria “en pocas horas” si Obama ordena una acción.

El jefe del Pentágono, Chuck Hagel, aseguró el martes que las fuerzas militares de Estados Unidos están listas para una acción militar en Siria en cuanto se les dé la orden.

Las fuerzas militares de Estados Unidos están listas para una acción militar en Siria en cuanto se les dé la orden.

El Pentágono “ha emplazado unidades capaces de cumplir cualquier misión que el presidente decida”, dijo Hagel sin dar detalles.

El capitán Eric Flanagan, portavoz de la Infantería de Marina en el Pentágono, señaló que en la región hay unidades capacitadas para responder a una crisis, pero hasta el momento ninguna de ellas ha recibido órdenes para una misión específica en Siria.

Entre esas unidades se cuenta la Unidad Expedicionaria 26, actualmente cerca del Golfo de Adén al sur de Siria.

Normalmente, una unidad expedicionaria cuenta con unos 2.200 infantes de Marina y marinos. Los infantes de Marina operan en el mar desde embarcaciones anfibias de la Marina y cuentan con infantería, aviación y logística.

La Fuerza de Tareas para respuesta a crisis, el tipo de unidad más nuevo en la Infantería de Marina, opera como una unidad expedicionaria más pequeña, tiene base terrestre y actúa en gran medida independiente de la Marina.

Esta Fuerza de respuesta a crisis consta de unos 550 infantes de Marina que están, en su mayoría, en la Base Aérea de Morón (España). Un pequeño destacamento se ha trasladado a la Estación Aeronaval Sigonella en Italia.

Esta unidad consta de una compañía de fusileros reforzada y cuenta con el apoyo de seis aviones Osprey MV-22B y dos aviones KC-130J para abastecimiento de combustible en vuelo.

La Infantería de Marina tiene cuatro Equipos de Seguridad de Flota contra el Terrorismo, dos bajo el Mando Conjunto Africano y dos bajo el Mando Conjunto Europeo.

Por lo general, se emplean estas unidades para responder a amenazas contra las embajadas de Estados Unidos. Los equipos cuentan con unos 50 infantes de Marina.

La Unidad Expedicionaria 13 partió de California el viernes pasado y se dirige a Oriente Medio y el norte de África para una misión de seis meses.

En la región se cuentan asimismo miembros del Escuadrón 234 de Reabastecimiento de Combustible Aéreo de la Infantería de Marina, asentados en Sigonella desde junio.

Esta unidad tiene la tarea de abastecer en vuelo a los aviones de EE.UU. y de sus aliados, y recientemente tomó parte en misiones para la Fuerza Aérea de Marruecos.

Expertos aseguran que hay indicios de que el ataque químico lo llevó a cabo la Cuarta División del ejército sirio.

Según el diario The Washington Post, que cita hoy a un funcionario del gobierno no identificado, los servicios de inteligencia de Estados Unidos han determinado que el presidente Bachar al Asad es responsable del ataque con armas químicas que mató este mes a cientos de personas en las afueras de Damasco.

Jeffrey White, un analista del Instituto Washington para Política en Oriente Medio y exfuncionario de la Agencia de Inteligencia de Defensa, dijo al diario USA Today que hay indicios de que el ataque químico lo llevó a cabo la Cuarta División del ejército sirio, una unidad fiel a Al Asad encargada de proteger la capital.

Pero Kenneth Pollack, un analista del Centro Saban de Política para Oriente Medio en el Instituto Brookings, dijo al mismo diario que el ataque podría haberlo lanzado una unidad que no esté firmemente bajo control de Al Asad.

Esta discrepancia complica las opciones del gobierno de Obama que, según muchos expertos, tiene preparado un ataque breve que no buscará el derrocamiento de Al Asad.

“Es realmente difícil disuadir a una entidad que no sea un actor racional y unificado”, comentó Pollack. “Quizá algunos generales no responden a Asad”.

Funcionarios de la Casa Blanca, citados pero no identificados por diferentes medios estadounidenses, indicaron que una acción militar no duraría más de uno o dos días y el objetivo sería dañar la capacidad bélica del régimen de Damasco para impedirle el uso de armas químicas y forzar a que Asad se lo piense dos veces antes de usar esas armas nuevamente.

Mientras continúan las versiones sobre los preparativos militares parece poco probable que una acción ocurra en las próximas horas, en virtud de que el punto más importante en la agenda de Obama es hoy la conmemoración del 50 aniversario del discurso “I Have a Dream” de Martin Luther King.

Decretan estado de máxima alerta en Irak

Este miércoles el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, decretó el estado de máxima alerta en su país, en previsión de un eventual ataque internacional contra Siria.

Al Maliki señaló que su Ejecutivo ha adoptado “todas las medidas necesarias para proteger (Irak) de cualquier evolución grave”, consecuencia del conflicto sirio y del probable ataque.

El Jefe del Gobierno de Irak informó que el estado de máxima alerta incluye medidas para atenuar las repercusiones en la economía y en los servicios, en especial la atención médica.

El Primer Ministro reiteró que su país se opone al uso de la fuerza militar contra Siria, e insistió en que esa opción “conducirá a un callejón sin salida”.