Publicado el 28 de ago de 2013 11:21 am |

  comentarios

Video: Telesur 28 de agosto de 2013

(Trípoli, 27 de agosto. EFE) – El fiscal general libio, Abdelqader Redwan anunció hoy que Seif al Islam, el hijo del difunto dictador Muamar al Gadafi, comparecerá junto a más de 30 personas el próximo 19 de septiembre ante un Tribunal de Trípoli por “asesinato e incitación a la violación”.

Entre los acusados también se encuentran el último primer ministro del régimen derrocado, Al Bagdadi al Mahmudi, y el antiguo jefe de los servicios de inteligencia Abdala al Sanusi, así como el jefe de Inteligencia en el extranjero Abu Zid Omar Durdo.

La Corte Penal Internacional, que acusa a Al Islam de crímenes contra la humanidad ha exigido en varias ocasiones, la última el pasado 18 de julio, la entrega de Seif al Islam, para que este sea procesado en La Haya.

Libia no ha demostrado suficientemente que la investigación que lleva a cabo cubra el mismo caso que está en la corte

Según la CPI, Libia no ha demostrado suficientemente que la investigación que lleva a cabo cubra el mismo caso que está en la corte, y considera que el país norteafricano “sigue afrontando dificultades substanciales a la hora de ejercer plenamente sus poderes judiciales en todo el país”.

Asimismo, el tribunal internacional sostiene que las autoridades libias “no han sido capaces de garantizar la transferencia de Seif el Islam a la custodia del Estado desde su lugar de detención en la ciudad de Zintan, situada a 180 kilómetros al sureste de Trípoli.

Sin embargo, las autoridades libias han mostrado en varias ocasiones su rechazo a extraditar al hijo del dictador y han insistido en juzgarlo en su territorio.

Según el fiscal general, la investigación sobre los crímenes cometidos durante el levantamiento popular armado que en 2011 acabó con el régimen de Gadafi ha concluido y el informe contiene más de 4.000 páginas.

Redwan también reveló que han sido emitidas más de 280 órdenes internacionales de detención en relación con esta causa.

Según el fiscal, los acusados, entre los que se encuentran 17 altos responsables del antiguo régimen deberán responder ante la justicia por “el asesinato de ciudadanos, constitución de bandas y grupos armados al margen de la ley, participar en violaciones o haberlas ordenado”.

Asimismo, entre las acusaciones se encuentra su supuesta implicación en desapariciones forzosas, malversación de fondos públicos, blanqueo de dinero y atentado contra la unión nacional libia.

Por su parte, el ayudante del fiscal, Sadiq al Sawer, indicó que Sanusi ha reconocido estar relacionado con los atentados con bomba ocurridos en la ciudad oriental de Bengasi durante la rebelión.

“Deberán responder ante la justicia por “el asesinato de ciudadanos, constitución de bandas y grupos armados

Al Sawer explicó que el caso será transferido al tribunal de primera instancia de Trípoli y mostró su convencimiento de que “las investigaciones se llevaron a cabo en condiciones ideales de acuerdo con los criterios internacionales”.

La Fiscalía se encargó de los interrogatorios y algunos de ellos (acusados) tenían a sus abogados”, dijo el fiscal en referencia a las acusaciones lanzadas por organizaciones internacionales e incluso por la Corte Penal Internacional sobre la privación de defensa de Al Islam.

El ayudante también indicó que no había habido ninguna presión sobre los arrestados para llegar a la verdad y que toda la investigación se ha realizado respetando los derechos humanos y con todas las garantías.

Esta no es la primera vez que la fiscalía anuncia la apertura del juicio contra Gadafi por los supuestos crímenes que cometió a partir de febrero de 2011.

El pasado julio la Fiscalía anunció que el juicio tendría lugar en agosto.