Publicado el 31 de ago de 2013 7:19 am |

  comentarios

Foto: DPA/Archivo

(Moscú, 31 de agosto. EFE) – El presidente ruso, Vladímir Putin, pidió hoy a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que como Premio Nobel de la Paz piense en las víctimas de un ataque a Siria.

“Me dirigiría a (el presidente de EE. UU., Barack) Obama como Premio Nobel de la Paz: antes de emplear la fuerza en Siria hay que pensar en las futuras víctimas”, dijo el presidente de Rusia, citado por las agencias rusas.

El líder del Kremlin señaló a Obama, quien aseguraba ayer que no había tomado la decisión sobre una intervención militar en Siria, que lo piense “muy bien antes de tomar la decisión” y recordó que otras acciones militares iniciadas por Estados Unidos no trajeron a la paz a los países intervenidos.

“¿Acaso se resolvió aunque sea un sólo problema en Afganistán, Irak y Libia?”

¿Acaso se resolvió aunque sea un sólo problema en Afganistán, Irak y Libia? Porque allí no hay ni paz ni democracia algunas como supuestamente pretendían nuestros socios, no hay ni una paz civil elemental ni equilibrio”, advirtió Putin, citado por agencias, en una comparecencia ante la prensa en la ciudad rusa de Vladivostok.

Agregó que “todo esto debe ser mirado antes de tomar la decisión de atacar con bombas y misiles, a los cuales les seguirán sin duda las víctimas, también entre la población civil”.

“En los propios Estados Unidos, (…) la mayoría de los analistas consideran que la acción contra Irak fue una equivocación. Y si partimos de que hubo errores en el pasado, por qué ahora creemos que esto es infalible”, recalcó el presidente ruso.

Asimismo se preguntó, en alusión a la intención de EE. UU. de intervenir en Siria sin el mandato de la ONU, si responde a los intereses norteamericanos “destrozar una vez más el sistema de seguridad internacional, las bases fundamentales del derecho internacional”.

“¿Acaso reforzará así el prestigio internacional de EE. UU.? Lo dudo. (…) Algo hay que hacer, es obvio”, pero precipitarse en algo así como atacar un país “puede derivar en consecuencias absolutamente opuestas a las que se esperan”, aseveró.

Putin apuntó que hace días que no habla con el líder de la Casa Blanca

Putin apuntó que hace días que no habla con el líder de la Casa Blanca, y recordó que EE. UU. se había comprometido en la reciente cumbre del G8 (Grupo de los Ocho países más desarrollados) en Irlanda del Norte a promover la convocatoria de una conferencia de paz para Siria en Ginebra y a convencer a la oposición siria a acudir a esa cita internacional.

“Es un proceso difícil, lo entiendo, y por lo que parece no logran hacerlo. Pero en los últimos tiempos, sobre todo después de nuevas acusaciones al Gobierno de Siria sobre el uso de armas químicas, no hemos hablado con el presidente de EE. UU.”, explicó.

A su vez, Putin manifestó que la cumbre del G20 (Grupo de países desarrollados y emergentes) que arranca la próxima semana en la ciudad rusa de San Petersburgo, patria chica del presidente ruso, será una buena ocasión para tratar el conflicto sirio tanto con Obama como con otros países que acudirán a la cita.