Publicado el 07 de sep de 2013 7:44 am |

  comentarios

Foto: AFP

(Vaticano. 07 de sepmtiembre. EFE) – El papa Francisco hizo un llamado el sábado a “trabajar por la paz y la reconciliación” y a poner fin a la guerra que constituye “siempre una derrota de la humanidad”, durante la jornada de oración y ayuno por Siria celebrada en la plaza San Pedro.

“La guerra es siempre un fracaso de la humanidad”, dijo el papa ante 70.000 personas provenientes de todo el mundo, y exhortó a “seguir otra vía”. “En la querida nación Siria, en Oriente Medio, en todo el mundo, recemos por la reconciliación y la paz, trabajemos por la reconciliación y la paz”, dijo el papa Francisco, calurosamente aplaudido por los fieles.

El papa llegó a pie al exterior de la Basílica de San Pedro acompañado por el cardenal Angelo Comastri, arcipreste de San Pedro y vicario de la Ciudad del Vaticano.

En un altar situado en el exterior de la basílica, el papa reza el rosario tras la entronización de la imagen de la Virgen “Salus Populi Romani”, muy querida por los romanos, que fue trasladada al altar a hombros de cuatro guardias suizos al son del Ave María.

En la plaza de San Pedro se encuentran miles de fieles, en su mayoría romanos y otros italianos llegados de diversos puntos del país a bordo de autobuses.

También hay una delegación islámica de la comunidad del Mundo Árabe en Italia, con su presidente Foad Aodi al frente, quien dijo a los periodistas que para ellos el papa Francisco “es un ídolo, serviría un guía así para el mundo islámico”.

Diputados, senadores, políticos, miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede y representantes de diversas instituciones italianas participan en la iniciativa, en la que el papa Francisco, hacia las 20.00 hora local (18.00 GMT), se dirigirá a los presentes y pronunciará mensajes de paz de sus predecesores en la silla de san Pedro.

En la plaza están presentes cincuenta confesores, según expreso deseo de Francisco, puesto que “la verdadera paz nace del corazón del hombre reconciliado con Dios y con sus hermanos”.

La ceremonia está abierta a todos, tanto católicos como ateos y fieles de otras religiones, y concluirá en torno a las 23.00 hora local (21.00 GMT).

El pontífice convocó este acto el pasado día 1 durante el tradicional rezo del Ángelus, en el que hizo un llamamiento a que “no haya más guerras” y expresó su preocupación por el “dramático desarrollo que se presenta en Siria”.

Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE