Publicado el 07 de sep de 2013 9:01 am |

  comentarios

Foto: REUTERS/Mike Theiler

(Washington, 7 de septiembre. EFE) - El presidente estadounidense, Barack Obama, reiteró hoy su petición al Congreso para que autorice una “intervención militar limitada” en Siria, en respuesta al uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar al Asad en agosto.

“Cualquier acción que tomemos será limitada, tanto en tiempo como en alcance, diseñada a evitar que el gobierno de Siria utiliza de nuevo las armas químicas contra su propio pueblo y debilitar su capacidad”, precisó el líder estadounidense en su habitual mensaje radiofónico de los sábados.

Obama recordó que “hace casi tres semanas en Siria más de 1,000 personas inocentes – entre ellos, cientos de niños – fueron asesinadas en el peor ataque de armas químicas del siglo XXI”.

El mandatario, que regresó anoche de la cumbre del G20 en San Petersburgo, afirmó que “Estados Unidos le ha presentado al mundo un caso poderoso de que el gobierno sirio fue el responsable de este horrible ataque en contra de su propio pueblo”.

No obstante, recalcó que su intención de intervenir militarmente en Siria no es de carácter “abierto”.

“Esto no será otro Irak o Afganistán. No habrá tropas estadounidenses sobre el terreno”, dijo Obama, quien no ha logrado por el momento reunir una coalición internacional sólida para respaldar su ataque.

Obama anunció en Rusia que el próximo martes se dirigirá en un discurso a la nación para subrayar la necesidad de responder a Damasco, un día antes que el Senado de EE.UU. planea someter a voto la autorización.

“Somos los Estados Unidos. No podemos hacer la vista gorda a las imágenes como las que hemos visto salir de Siria. Más que ningún otro país en la tierra, tenemos la responsabilidad de defender nuestros valores”, indicó.

Por último, concluyó con un nuevo “llamamiento a los miembros del Congreso, de ambos partidos, que se unan y defiendan el tipo de mundo en el que queremos vivir”.