Publicado el 07 de sep de 2013 11:46 am |

  comentarios

(Ciudad de Guatemala, 07 septiembre – AFP) – Las autoridades de emergencia de Guatemala declararon alerta anaranjada (peligro) debido al fuerte sismo de 6,5 en magnitud de momento la noche del viernes, sin reportar víctimas mortales pero sí daños materiales, según un comunicado oficial de este sábado.

“La Secretaría Ejecutiva de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (SE-Conred) declaró alerta anaranjada institucional luego de los sismos que durante la tarde y noche del viernes ocurrieron en la región suroccidente del territorio guatemalteco”, afirma la entidad en la nota de prensa.

El boletín indica que la alerta por el fuerte sismo, que también fue sensible en El Salvador y sur de México, servirá para monitorear la situación y evaluar daños pues es la que precede a la roja, la máxima ante una emergencia.

El fuerte movimiento telúrico tuvo 6,5 de magnitud de momento, mientras que el Instituto de Sismología local indicó que fue de 5,9 en la escala de Richter.

El boletín explica que el evento primario de 6,5 de magnitud de momento se registró a las 18H13 locales (00H13 GMT) del viernes y tuvo como epicentro territorio mexicano a 20 km cerca de la frontera con Guatemala, en el departamento de San Marcos (suroeste), de acuerdo con el análisis del Instituto de Sismología guatemalteco.

Asimismo, el comunicado indica que las Coordinadoras regionales de San Marcos y Sololá (oeste) declararon alerta amarilla departamental.

Tras el primer sismo, reportado sensible en la mayor parte del territorio guatemalteco, hubo otras 25 réplicas con magnitudes entre 5,1 y 3,9 grados en la escala Richter, todos el en suroeste del país.

De acuerdo con información del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, se reportaron hasta el momento al menos ocho derrumbes que obstaculizan tramos de carreteras, tres en la Interamericana (oeste), cortes de energía eléctrica y la suspensión temporal del servicio telefónico.

Además, en San Marcos señalaron daños en tres viviendas deshabitadas en el municipio de San Pedro Sacatepéquez.

Esa misma región fue afectada el pasado 7 de noviembre por un violento sismo de 7,4 grados magnitud del momento que dejó 44 muertos y millonarias pérdidas económicas.