Publicado el 09 de ago de 2012 3:01 pm | 2.803 lecturas

Foto: REUTERS/Phil Noble

(Londres, 9 de agosto. AP).- Una mirada diaria a los Juegos Olímpicos 2012 y su ciudad anfitriona por parte de los periodistas de The Associated Press:

GRAN ENOJO DOMINICANO

Luguelín Santos, el dominicano que ganó la medalla de plata en los 400 metros, protagonizó una tremenda rabieta al enterarse de la descalificación del equipo de su país en el relevo 4×400.

Santos, de 18 años, arrojó sus zapatillas contra el suelo y pateó repetidamente las vallas de la zona mixta donde los atletas atienden a los medios de comunicación, luego de la descalificación de los dominicanos por una entrega ilegal de la posta.

“No quiero ni hablar”, exclamó Santos.

El equipo dominicano había logrado el tiempo necesario para clasificarse a la final del viernes.

— Jorge Sáinz — Twitter http://www.twitter.com/Sainz-Jorge

¿DERECHO A DIVERTIRSE?

El comité olímpico belga ordenó al ciclista Gijs Van Hoecke regresar a su país, tras la difusión de fotografías que al parecer lo muestran ebrio, al grado de no poder caminar, cuando salía de un club nocturno en Londres.

Varios diarios británicos y belgas publicaron fotos en las que aparecía Van Hoecke, con los ojos cerrados y la camisa y los pantalones mojados, mientras un grupo de personas trataba de meterlo en un vehículo.

Van Hoecke, de 20 años, dijo a la cadena belga VRT que lamenta lo ocurrido, pero que sólo estaba “liberando algo de energía” después de dos años de trabajo duro.

— Slobodan Lekic — Twitter at http://twitter.com/slekich

ALLYSON FELIX NO PIENSA EN EL ADIOS

¿Por qué no se puede correr en carreras de velocidad a los 30 años?

Allyson Felix, que lleva al cuello la medalla de los 200 metros, y que aspira a dos preseas más en los relevos 4×100 y 4×400, se pregunta eso, y no parece lista para retirarse pronto.

Cumplirá 27 años en noviembre, y parece tener toda la intención de volver para los Juegos de Rio de Janeiro 2016.

Si llega, competiría en su cuarta Olimpíada. Consiguió la plata en los 200 metros, en Atenas 2004 y Beijing 2008, y atrapó el oro en los 4×400, también en la capital china.

— Jon Krawczynski — Twitter http://twitter.com/APKrawczynski

LOS CLAVADOS ENTRISTECEN AL EX BEISBOLISTA

La clavadista estadounidense Brittany Viola no fue precisamente un hit.

Viola, hija del ex lanzador de las Grandes Ligas de béisbol Frank Viola, no pudo clasificarse el jueves a las finales de la plataforma de 10 metros. Tampoco avanzó su compatriota Katie Bell.

“Mal día para Estados Unidos en la plataforma”, escribió Frank Viola en Twitter. “Ni Brittany Viola ni Katie Bell pudieron clasificarse a la final. Gracias por su apoyo”.

Frank Viola jugó en las mayores de 1982 a 1996, y conquistó el trofeo Cy Young cuando lanzaba por los Mellizos de Minnesota.

GABBY DOUGLAS Y LA REALEZA

Gabby Douglas se está codeando con la realeza. La gimnasta de 16 años, ganadora de un par de medallas de oro, dijo el jueves que conoció a Catalina, la esposa del príncipe Guillermo.

“Fue una experiencia muy linda para mí”, relató. “Dijo que le habían encantado nuestros leotardos”.

En una conferencia de prensa, Douglas reflexionó sobre su fama repentina y, aunque mostró cierta inocencia propia de su edad, también dejó claro que le sobra confianza.

“Siempre quise inspirar a la gente, lo que dice el lema de estos Juegos Olímpicos, ‘inspirar a una generación’, así que puedo ya señalar que he cumplido esa meta. Estoy feliz porque más gente comienza a interesarse por el mundo de la gimnasia”.

— Fergus Bell — Twitter http://twitter.com/fergb

SUREÑA REIVINDICADA

Hace tres años, después de que el huracán Katrina devastó Gulfport, su ciudad natal, Brittney Reese quería ganar a toda costa una medalla en los Juegos Olímpicos de Beijing.

No lo consiguió, y se sintió profundamente triste.

“Cuando quedé quinta, estaba devastada y lloré durante todo el camino de regreso a la villa (olímpica”, dijo. “Tenía todo el peso de la costa del Golfo (de México) en mis espaldas… Quería venir acá y hacer eso por ellos”.

Cuatro años después, Reese dio alegría a Misisipí, con una esperada medalla de oro en el salto largo. Recordó en varias ocasiones los problemas que pasó su familia después de Katrina, cuyas lluvias torrenciales derrumbaron el techo de su vivienda y dejaron a los habitantes desplazados por un tiempo.

“Teníamos hongos y vivíamos en remolques”, dijo. “Fue una época difícil… eso me abrió los ojos. Ahora mi ciudad está reconstruida y hemos recuperado mucho”.

— Jenna Fryer — Twitter http://twitter.com/jennafryer