Publicado el 10 de nov de 2012 10:02 am |

  comentarios

(Caracas, 10 de noviembre. Noticias24) – En un reporte del portal consumer, se reseñó que un perro sano no pierde el apetito, salvo que no le guste la comida que le da su dueño. La inapetencia canina se puede deber a causas diversas, como problemas de salud, tanto física como psicológica. Pero también sucede cuando el perro quiere llamar la atención de su dueño. Descubrir las razones más frecuentes por las que un can deja de comer es fundamental para aportar soluciones que le animen de nuevo a alimentarse.

A continuación unos consejos para conocer la falta de apetito de tu mascosa:

1. La ingestión de otros alimentos que no conforman su comida habitual. Las galletitas caninas, o restos de alimentos que el dueño ofrece al perro mientras come la familia, pueden provoca que el can no muestre interés por su alimento. En estos casos, el problema no es que el perro no tenga apetito, sino que lo sacia con alimentos inadecuados y fuera de su horario habitual de comida.

2. Los perros también se cansan de comer siempre el mismo alimento. Así lo cree Miguel Ibáñez, especialista universitario en comportamiento animal. hay que cubre las necesidades nutricionales del perro, pero no siempre satisface su paladar. Según Ibáñez, “puede entenderse como un castigo al animal no dejarle disfrutar de otro tipo de comidas diferentes”.

3. A algunos perros les gusta llamar la atención de sus dueños a través de la alimentación. Helena Bat, etóloga canina, opina que “el dueño, de manera inconsciente, puede condicionar conductas alimentarias inadecuadas en el perro”. Ocurre, afirma Bat, cuando se le “permite comer, fuera de su plato, caprichos que le ofrezcan miembros de la familia”.

4. La depresión puede derivar en pérdida de apetito del can. Los perros también se entristecen y deprimen por diversas causas, como pérdida de un ser querido o el regreso a la rutina tras unas vacaciones (depresión postvacacional). La apatía provoca que el animal pierda las ganas de comer.