Publicado el 19 de mar de 2013 8:44 am |

  comentarios

(Caracas, 19 de marzo. Noticias24) - Ver perros guías siempre resulta curioso; sin embargo, el caso de Milo resulta aun más llamativo y conmovedor, porque no sólo se convirtió en guía de otro can, el labrador Eddie, sino que además lo hizo de manera espontánea sin recibir entrenamiento.

Foto: BBC

Todo comenzó en el año 2012 cuando Eddie empezó a presentar los primeros sintomas de ceguera. La dueña de ambos perros, Angie Baker-Stedham, se dio cuenta de que su labrador negro tropezaba con los objetos y en poco tiempo se quedo ciego. “Todo pasó muy rápido y era triste porque antes, ellos (los dos perros) solían jugar juntos”, recuerda.

Fue entonces cuando el terrier Milo empezó a guiar al labrador. Su dueña se dio cuenta y colocó al pequeño terrier blanco cascabeles en el collar para que su amigo Eddie pudiera seguirlo.

“Sin Milo, Eddie estaría perdido”

“Ahora Milo me ayuda a buscar a Eddie cuando le llamo. Él lo trae donde estoy”, afirma la dueña, quien además aseguró que los perros duermen en el mismo cuarto y pasan todo el tiempo juntos. “Sin Milo, Eddie estaría perdido”.

La importancia de Milo en la vida de Eddie quedó evidenciada claramente cuando el terrier tuvo que ser ingresado al hospital veterinario por anemia y el labrador se quedó solo en casa, donde tuvo muchas dificultades para moverse, pues tropezaba constantemente con las puertas y los muebles.

Con información de BBC