Publicado el 26 de mar de 2013 11:10 am |

  comentarios

(Caracas, 26 de marzo. Noticias24).- ¿Cuántas veces no ha sentido compasión por algún cachorro que roba su atención en el camino al trabajo, a la universidad o a la casa? Pensaría en aquél momento quizás que si tuviera la posibilidad, lo rescataría de las calles para brindarle un cálido hogar, pero siempre termina volviendo a la realidad que indica que en su casa no hay espacio y usted no posee suficiente tiempo para hacerse cargo de un animalito.

Si este es su caso, aquí le traemos una excelente solución para concretar esa buena voluntad.

Se trata de la Fundación Esperanza Animal, ubicada en El Hatillo, que alberga a 166 perros de diversas razas que esperan por su ayuda. Allí María Gabriela Jaar, médico veterinario, se dedica en cuerpo y alma a cuidar de los canes que reciben atención médica y lo más importante: mucho cariño.

Su vocación comenzó desde muy joven, cuando decidió estudiar medicina. Una vez en la Universidad Central de Venezuela, núcleo Maracay, adoptó a todos los perros que deambulaban por el campus. “Los cuidaba y les daba comida. Tuve problemas con el decano por eso”, recuerda.

Desde aquél entonces, ya han transcurrido 16 años y María Jaar persiste en su intento de apartar a estos animalitos de las fauces de las calles.

El trabajo de Jaar es el bienestar de los perros que ayuda. “Ya no me da chance ni de hacer consultas a domicilio, como hice un tiempo”, contó al tiempo que explicó que “para mantenerlos tuve que registrar una fundación. Eso me ha ayudado a ganar respeto y un poco de apoyo económico”. Sin embargo, aseguró que, a pesar de las esporádicas donaciones que recibe de importantes marcas como Purina, requiere más ingresos.

La fundación realizará una jornada de recolección de donativos, en la tienda Don Perro de La Castellana, el próximo sábado 6 de abril, de 9:00am a 2:00pm.

Ante la necesidad imperiosa de conseguir más recursos para sostener esta noble causa, Jaar implementó una alternativa que ha sido bien recibida por muchos; y que consiste en apadrinar a uno de los cachorros a través de un aporte mensual de 255 bolívares.

También, existe la alternativa de adoptar o hacer un aporte económico de cuanto usted disponga.

El próximo sábado 6 de abril en la tienda Don Perro de La Castellana, también tendrá la oportunidad de colaborar con la fundación, participando en una jornada de recolección de donativos en la que puede ayudar con toallas, papel periódico, juguetes, medicinas, alimento y todo lo que considere que pueda ser útil para los canes. La actividad se realizará a partir de las 9:00 am y hasta las 2:00pm.

Los interesados pueden acudir a la fundación o comunicarse mediante el correo electrónico fundacionanimalve@hotmail.com, la cuenta en Twitter @espeanimalve y la página en Facebook Fundación Esperanza Animal.

Las excusas están demás. Si su intención es hacer algo por los animalitos, anímese y pase de los deseos a la acción. Ellos sin duda sabrán agradecer su valiosa ayuda.

Historias conmovedoras

Foto: AVN / Archivo

La historia de Victoria, una mestiza pitbull que Jaar recogió, es una de las más emotivas. Esta perra estaba abandonada en un edificio en La Trinidad y presentaba severas quemaduras. “Tenía en carne viva el pulpejo plantar, no podía caminar y pesaba ocho kilos. Estuvo una semana sin comer e hice una promesa para que se recuperara”, recuerda.

Zastava es otra hembra afortunada. Su nombre significa “bandera” en croata y Jaar la bautizó así porque la encontró abandonada y con la columna fracturada en el medio del terminal de La Bandera, en Caracas. “Desde que la monté en un carrito para que pudiera movilizarse su vida cambió”.

Foto: AVN / Archivo
Foto: AVN / Archivo
Foto: AVN / Archivo
Foto: AVN / Archivo