Publicado el 17 de may de 2013 11:36 am |

  comentarios

(Caracas, 17 de mayo. Noticias24) – Esta es una forma muy riesgosa de aparearse. Los araos rusos del Ártico se aferran a unb acantilado para reproducirse. Estas fotografías fueron logradas por Pel Hermansen en la costa rusa.

Solo tienen unas pequeñas hendiduras de escasos centímetros para hacer sus nidos, se estima que un total de 55.000 aves utilicen este acantilado con tal fin, de esta forma se convierten en la colonia más grande en el archipiélago.

“El acantilado se llama Rubini y se caracteriza por un montón de columnas hexagonales de basalto, curvas y formado en diferentes formas a través del tiempo”, explicó Pel.