Publicado el 29 de jul de 2013 3:17 am |

  comentarios

(Caracas, 29 de julio. Noticias24) – Durante años la sociedad ha creído que los extraños Dragones de Komodo poseen un mecanismo tóxico al morder, sin embargo un grupo de científicos estuvo analizando la saliva de estos grandes lagartos, concluyendo que es la presencia de glándulas venenosas cargadas con toxinas lo que hace que su mordida sea fatal.

Dicho estudio también precisó que en las bocas de estos animales no hay más bacterias que en las de otros carnívoros, por lo tanto no son susceptibles a causar rápidas y fatales infecciones.

Igualmente, los investigadores determinaron que el veneno de los Komodo hace caer la presión sanguínea, evita la coagulación y provoca un shock en la presa, debilitándola y haciéndole más difícil escapar, lo que permite comparar esta especie con la serpiente más venenosa del mundo.

Por otro lado, aseguran que el animal no tiene un sistema para inocular veneno como la serpiente, sino que mantiene su presa aferrada a fin que la sustancia pueda fluir y penetrar las heridas.

A pesar de estas demostraciones, hay personas que no creen la teoría pues consideran que no existen suficientes pruebas para afirmarla.

Con información de El País