Publicado el 14 de ago de 2013 4:33 pm |

  comentarios

Foto: Cortesía dogguie.net

(Johannesburgo, 14 de agosto. AFP) – Dos investigadores filmaron un chimpancé y un orangután intentando nadar, en la primera descripción científica de este comportamiento en estos animales, que supuestamente tienen miedo del agua, informó el miércoles la Universidad Wits de Johannesburgo.

Los expertos en evolución Renato y Nicole Bender, que filmaron a dos primates criados en cautiverio en Misuri y Carolina del Sur, en el sur y este de Estados Unidos, se sorprendieron al ver nadar a los simios.

“Nos quedamos muy sorprendidos cuando el chimpancé, Cooper, se zambulló en varias ocasiones en una piscina en Misuri y parecía sentirse muy cómodo”, dijo Renato Bender, de la Escuela de Ciencias Anatómicas de esa universidad, en un comunicado.

“Fue un comportamiento muy extraño para un animal que se creía que le tenía miedo al agua”.

La pareja también observó a un orangután llamado Suryia nadando en un zoológico privado en Carolina del Sur.

Muchos zoológicos usan fosos de agua para confinar a los chimpancés, gorilas y orangutanes, y estos simios a menudo se ahogan cuando se aventuran en aguas profundas.

Los seres humanos y los simios no nadan de forma natural sino que tienen que aprender, a diferencia de la mayoría de los mamíferos que instintivamente utilizan el llamado “estilo perrito”.

Cooper y Suryia, ambos criados por humanos, utilizaron un movimiento de piernas similar a la “patada de rana” que se utiliza en el estilo pecho de natación, indicó el comunicado.

“El comportamiento de los grandes simios en el agua se ha descuidado mucho en antropología”, dijo Nicole Bender, de la Universidad de Berna.

“Esa es una de las razones por las que la natación en los simios nunca se describió antes científicamente, aunque otros aspectos de estos animales se han estudiado muy a fondo”.