Un zoológico chino se prepara para liberar a una pareja de pandas

Foto: La Vanguardia

(Caracas, 24 de noviembre. Noticias24).- Después de haber recibido por más de dos años entrenamiento para regresar a su estado salvaje, la pareja de osos panda gigantes Ying Xue y Ba Xi podrán disfrutar nuevamente de la naturaleza.

A lo largo de este período, los osos, un macho y una hembra, han atendido lecciones para sobrevivir en libertad en la Reserva Natural Nacional Wolong, un área protegida ubicada en la provincia de Sichuan, en el sudoeste de China.

La reserva, fundada en 1963, cubre una extensión de unas 200.000 hectáreas en la región de las montañas Qionglai en la que viven 4.000 especies diferentes. Entre ellas figuran un total de 150 pandas gigantes, pandas rojos, langures ñatos dorados –endémicos de China- o ciervos de hocico blanco –autóctonos de estas montañas y del Tíbet-.

La escalada ha sido una de las mayores apuestas de los trabajadores de la reserva en la que estos pandas, a quienes sólo les separan 14 días de vida, han aprendido diferentes técnicas que les permitirán vivir de forma independiente en libertad.

Esta es la segunda vez que el centro libera a una pareja de pandas, pues ya lo hizo hace justamente un año con dos ejemplares de dos y tres años de edad que, al igual que estos, recibieron un entrenamiento específico desde el momento en el que nacieron.

Durante las últimas décadas se ha establecido en la provincia de Sichuan una red de centros de investigación, reservas naturales, instalaciones de cría y santuarios para asegurar el devenir de distintas especies autóctonas, entre las que figura el panda gigante, (Ailuropoda melanoleuca), uno de los animales más queridos del planeta e icono y símbolo de la lucha por la conservación.

A modo de ejemplo, la Base de Investigación y Cría de Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan, ha liberado desde 2006 un total de siete pandas criados en cautividad.

Gracias a los esfuerzos para su protección, el oso panda gigante ha pasado en los últimos años de estar “en peligro” a ser “vulnerable, según la Lista Roja de Especies Amenazadas que elabora desde 1963 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) debido a que su población ha aumentado un 17 % durante la última década.

A día de hoy se estima que existen algo menos de 2.000 ejemplares viviendo en estado salvaje en los bosques templados del sudoeste de China y unos 225 en cautividad.

Con información de La Vanguardia