Tres elefantes en Connecticut acaban de “contratar” a un abogado

Foto: IStock

(Caracas, 04 de diciembre. Noticias24).- Minnie, Beulah y Karen son elefantes que, durante décadas, han pertenecido a un zoológico de propiedad familiar en Connecticut. Durante este tiempo, también han sido contratados para hacer apariciones en comerciales, películas y bodas.

Hace unos días, consiguieron un abogado, aunque ellos no lo habían pedido. El prominente abogado defensor de los derechos de los animales Steven Wise presentó un recurso de hábeas corpus en nombre de los elefantes, argumentando que son “personas jurídicas” con derecho a la libertad física y pidiendo al Tribunal Superior de Connecticut que ordene su liberación a un santuario.

Wise y su grupo legal, el Proyecto de Derechos No Humanos, han estado defendiendo otros casos, sin éxito, en Nueva York, con chimpancés como demandantes. Al igual que en esos casos, el pleito de los elefantes cita un amplio cuerpo de investigación científica que establece las capacidades cognitivas avanzadas de la especie y las vidas sociales complejas: evidencia de lo que el equipo legal dice es la “anatomía” de los elefantes.

Si el tribunal otorgase un mandamiento judicial, permitiría a los elefantes impugnar la legalidad de su detención y reconocer su “personalidad”. Eso podría marcar el comienzo de cambios profundos en el estado legal de los animales. Pero los críticos afirman que esos cambios también podrían debilitar los derechos de algunas personas.

Tim Commerford, propietario del zoológico de Commerford, que posee los tres elefantes, dijo en una entrevista telefónica que no había visto la demanda y que no tenía conocimiento del proceso judicial. Los animales tienen edades comprendidas entre 33 y 50 años y todos han pertenecido al zoológico durante al menos 30 años, según explicó.

“Son parte de nuestra familia”, señaló.

Commerford, el dueño del zoológico, estuvo de acuerdo en que los elefantes son inusualmente inteligentes. Pero dijo que Beulah, Minnie y Karen tienen un amplio espacio y suficientes estímulos. Eliminarlos sería como quitarle un gato de compañía que está “cómodo en tu casa”.

“No está bien sacarlos de su familia, de su casa”, dijo. Commerford se refirió a Wise y a su equipo como “extremistas animales” que “nos están atacando y atacando porque somos una pequeña empresa familiar y todo lo que hacemos es por nuestra cuenta”.