En video: lo abandonaron por siete años en un sótano y no creerás cómo luce hoy

Foto: Cortesía de Taringa

(Caracas, 08 de enero. Noticias24).- Hay personas que la palabra “seres humanos” les queda muy grande y es que sus actos determinan la clase de gente que son. Si bien es cierto que no todos nacieron para amar los animales, por cuestiones naturales deberían respetarlos y si no les gusta, lo mejor es no tener uno de mascota.

La historia que te contaremos a continuación está llena de tristeza y desgracia; sin embargo y afortunadamente, tiene un final feliz. Se trata de una perrita llamada Ginta, quién fue víctima de los más terribles abusos por parte de sus “amos”.

Video: Youtube

Durante más de 7 años este pobre animalito fue encerrado por sus dueños en un sótano. La razón, simplemente se hartaron de cuidarlo. Todo sucedió porque Ginta empezó a crecer, por lo que sus dueños decidieron dejarla en ese lugar, y a pesar de que acudían a visitarla una vez a la semana, dejándole comida, a los pocos meses dejaron de hacerlo.

Con el paso del tiempo, el pobre animal adoptó ese sitio como su hogar, olvidándose de la antigua vida que llevaba. Fueron 7 terribles y oscuros años.

Afortunadamente, después de pasar ese tiempo, Gita fue rescatado por una asociación que le brindó todas las atenciones y cuidados que requería.

El estado en el que se encontraba Ginta era tan deplorable, que era imposible distinguir su raza. Tenía el pelaje endurecido y la suciedad que se le había acumulado hacía imposible que se pudiera al menos apreciar su silueta; no solo tenía rastas por todo el cuerpo, sino también ramas de árbol atoradas y sufría de un estado de desnutrición severo, razón por la que los miembros de la asociación contactaron a un grupo de profesionales y comenzaron su transformación; cortaron todo su pelo, curaron sus heridas y luego de varios tratamientos hoy Ginta es un animal completamente diferente.

Foto: Cortesía de Taringa

Fueron los miembros de la asociación quienes lo bautizaron como Ginta, debido al color de su pelaje, ya que este nombre significa en japonés ¨chico de pelo plateado¨.

Actualmente y gracias a la bondad de este gran grupo de personas, este perrito ha ganado una segunda oportunidad, pues hoy cuenta nuevamente con un hogar y ahora sí tiene un dueño responsable y amoroso que cuida y se preocupa por él.

Foto: Cortesía de Taringa
Foto: Cortesía de Taringa
Foto: Cortesía de Taringa
Foto: Cortesía de Taringa
Foto: Cortesía de Taringa

Con información de Taringa