¡Entérate! 5 cosas que no sabías de tus mascotas

Foto: Tu mascota

(Caracas, 08 de agosto, Noticias.24).- A diario convivimos con nuestras mascotas, pero no sabemos de las habilidades que éstos poseen. Tanto en sus agudos sentidos como en la potencia de su mordida o la forma de beber agua, descubre 5 cosas que no sabías de tus mascotas.

1.) Gatos y perros beben igual
¿Lo habías pensado? Si bien uno bebe tan pulcramente, y el otro es todo un caos, los dos animales de compañía por excelencia recurren a la misma táctica para beber. Consistente en doblar la lengua y aspirar el líquido elemento en forma de columna hacia su boca.

2.) El perro es consciente del paso del tiempo, y te echa de menos
Cuántas veces se oye eso de mi perro es el más listo, parece que sepa exactamente cuándo le toca comer y cuándo pasear. Bueno, no es que dudemos de su inteligencia, pero es que es lo más normal del mundo. Y es que los canes se acostumbran a rutinas y hábitos, por lo que perciben cuánto y cómo pasa el tiempo. De hecho, hay estudios que demuestran que reaccionan de manera distinta según el tiempo que sus dueños pasen fuera de casa.

3.) Los bigotes le ayudan a ver en la oscuridad
No es que vean, pero sí cuentan con sus bigotes para tener mucha más información de lo que cabría imaginar sobre lo que les rodea: a través de ellos, perciben ligerísimos cambios en las corrientes de aire, y eso les indica dimensiones y formas de objetos, la velocidad a la que se pueda estar acercando alguien.

4.) Un perro ejerce unos 145 kilos de presión con sus mandíbulas
Al observar pruebas llevadas a cabo con un Pastor Alemán, un PitBull y un Rottweiller se determinó que la presión de la mordida de un can tiene un promedio de 145k. Por su parte, un humano ejerce 54 kilos. Además que un perro tiene diez dientes más que un humano.

5.) Sus oídos llegan cuatro veces más lejos que los nuestros
Si bien un cachorro nace sordo, en seguida desarrolla un sentido auditivo increíblemente superior al nuestro. Escuchan mucho más que nosotros, y no sólo en cuanto a distancia, puesto que detectan una frecuencia de hercios de entre 67 y 45.000 ciclos por segundo, mientras que el hombre llega hasta los 23.000. Eso sí, en ambas especies sucede lo mismo, y con la edad suele reducirse el alcance del oído.

Con información de Mundoanimalia.com