Publicado el 13 de mar de 2012 1:23 pm |

  comentarios

Foto: AFP PHOTO / VALERY HACHE

(Caracas, 13 de marzo- Noticias24)- Dicen que la fe mueve montañas, hasta los animalitos tienen sus santos que los protege y alivia. Noticias24 te invita a conocer a San Lázaro y San Martín de Porres.

Foto: Vanessa Navas/ Noticias24

La leyenda del San Lázaro, cuenta que en una parábola de Jesús habla de un hombre pobre leproso, con unas muletas, las piernas llenas de llagas, rodeado de perros que lamían sus heridas.

Convirtiéndose en un gran protagonista de un milagro Evangelio, la resurrección, tras pasar varios días sepultado llegó Jesús y lo llamó: ¡Lázaro, sal a fuera!, recobrando así la vida.

Muchas personas tienen su devoción hacia San Lázaro, porque hace milagros a la gente y a los perros, alcanzando así popularidad en el país.

Las personas también piden por la sanación de su mascota y la forma de pagar ese favor a San Lázaro es llevándolo a la celebración del Santo los 17 de diciembre.

Oración:

San Lázaro, en el nombre de Dios, te pido San Lázaro bendito, que cuando angustiado te invoque, en mis horas de dolor y anhelo de caridad y protección. Oh!, San Lázaro escúchame por favor.

Bendito San Lázaro de Bethania, amparo y sostén de María y Marta, a tí llamo, Oh! amado y siempre vivo espíritu de gracia, con la misma fe y amor que Jesús llamó a la puerta del sepulcro, de donde salistes vivo y glorioso, después de haber estado por espacio de tres días consecutivos, tu cuerpo enterrado, sin haber dado la más leve señal de impurezas o imperfección.

Así también, yo hoy llamo a la puerta de tú Divino Espíritu, para que con la misma Fé que Dios infundió en tí, me concedas lo que te pido (se hace la petición), invocando para ello el incomparable amor con que Dios te quiso premiar y resignación con que supistes soportar la vida material. Amén

San Martín de Porres

Este santo moreno de Lima, se representa con su escoba en la mano dando de comer, de un mismo plato, a un perro, un ratón y un gato, ya que ayudaba a sanar tanto a las personas como a los animales.

Foto: Vanessa Navas/ Noticias24

Se dice que tenía el don de comunicarse con los animales y lo obedecían. Cuenta la historia que cuando Porres se enteró de que en el convento un hermano iba a matar a un ratón, le pidió que no lo hiciera y como si fuese una persona, habló al animalito, que había tomado en sus manos, y le pidió que digera a sus compañeros que no le hicieran daño y que se retiren a la huerta, que allí les daría de comer.

El animalito se fue y desde entonces los ratones se fueron a la huerta, donde todos los días, viéndole llegar, los roedores iban al encuentro con el santo para recibir comida.

Oración

En esta necesidad y pena que me agobia acudo a ti, mi protector San Martín de Porres. Quiero sentir tu poderosa intercesión. Tú, que viviste sólo para Dios y para tus hermanos, que tan solícito fuiste en socorrer a los necesitados, escucha a quienes admiramos tus virtudes.

Confío en tu poderoso valimiento para que, intercediendo ante el Dios de bondad, me sean perdonados mis pecados y me vea libre de males y desgracias.

Alcánzame tu espíritu de caridad y servicio para que amorosamente te sirva entregado a mis hermanos y a hacer el bien.

Padre celestial, por los méritos de tu fiel siervo San Martín, ayúdame en mis problemas y no permitas que quede confundida mi esperanza.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


Por: Vanessa Navas/ Noticias24

Foto: AFP PHOTO