La selección de Bélgica llamada a ser la gran “sorpresa” llegó a Moscú

Foto: Cortesía de AFP

(Caracas, 13 de junio. Noticias24).- La selección de Bélgica aterrizó en Rusia este miércoles, la víspera del arranque del Mundial-2018, y enseguida se instaló en su concentración, un lujoso complejo cinco estrellas con cancha de golf llamado Moscú Country Club, en las afueras de la capital moscovita.

Lea también: Pizzi: Arabia Saudí puede ganar a Rusia gracias a la posesión del balón 

El autobús de los ‘Diablos Rojos’, uno de los últimos equipos en poner pie en Rusia, junto con Polonia y Japón, llegó al complejo hacia las 14h20 GMT, cruzó las rejas y se metió en el sitio arbolado casi sin desacelerar.

Ubicado a unos treinta kilómetros al noroeste de Moscú, este establecimiento dispone de un recorrido de golf internacional al borde de un lago. Su belleza lo hacía uno de los sitios preferidos del expresidente ruso Boris Yeltsin.

La selección de Bélgica había partido desde Bruselas rumbo a Moscú con los 23 jugadores de su lista para el Mundial y un hombre como comodín, Laurent Ciman, ante una eventual baja, según la prensa belga.

El jueves, Bélgica tiene previsto realizar su primer entrenamiento a puertas abiertas hacia las 13h45 GMT en el complejo deportivo de Guchkovo, en Dedovsk, a unos quince minutos de su hotel.

Luego, su seleccionador Roberto Martínez ofrecerá una conferencia de prensa, cerca del horario en que se dará el primer pitido inicial del torneo, cuando se enfrenten Rusia-Arabia Saudí en el estadio de Luzhniki.

Bélgica está enmarcada en el Grupo G, junto con Panamá, Túnez e Inglaterra.

Tras una campaña de clasificación casi perfecta (9 victorias y 1 empate), Bélgica llegó a suelo ruso con un invicto de 19 partidos.

Con información de AFP