Publicado el 29 de nov de 2012 11:35 am |

625 views   0 comentarios

(Caracas, 29 de noviembre. AVN).- “Más orgullosa no puedo estar, ver a mi hijo triunfar de esa manera me llena mucho“, expresó Camelia López, madre del nadador Josué Escalona, quien consiguió cuatro medallas en el sexto mundial de natación para personas con síndrome de down y en la Copa Internacional de la especialidad, celebrada este mes en Italia.

El hijo de Camelia viajó junto a otros 11 nadadores venezolanos la ciudad italiana de Loano para representar al país en diversas categorías bajo el agua.

Los venezolanos lograron en esta contienda 26 laureles, 2 en el Mundial y las 24 restantes en la Copa en este evento donde asistieron sólo los mejores atletas.

López manifestó, durante una entrevista en Venezolana de Televisión, que al principio le daba miedo involucrar a su hijo en las actividades de natación “porque uno no sabe cómo le van a tratar su muchacho y si tienen la misma paciencia que nosotros, pero gracias a Dios han sido muy buenos los frutos”.

Además de nadar, a Josué le gusta el kárate y bailar joropo en sus tiempos libres. Es muy disciplinado. Su madre revela que su hijo “se levanta temprano todos los días y yo lo llevo a la piscina, aunque vivimos lejos de donde entrena hago el esfuerzo porque sé que le gusta, y él tanto los demás poseen los mismos derechos que otros jóvenes de formarse y lograr sus sueños”.

Escalona, por su parte, señaló que ir al Mundial en Italia “me gustó mucho y sobre todo vestir los colores de mi país allá cuando gané mis medallas”, dijo el nadador quien consiguió el tercer lugar en los 100 y 50 metros pecho del Mundial.

El joven acotó que se siente como un gran campeón “porque tengo a mi mamá, mi entrenador y mis compañeros que son como mi familia y todos juntos somos el equipo de Venezuela”.

Por su parte, el entrenador del grupo, Edgar Bedoya, señaló que el apoyo económico que han recibido estos atletas por parte del Gobierno Nacional ha sido fundamental para su desarrollo como deportistas “porque nos han pagado todo para que vayamos a las competencias internacionales”.

“En otros países piensan que no nos respaldan pero al ver que sí lo hacen y que nuestros muchachos dan la talla se dan cuenta que la imagen que le llevan a ellos está equivocada y dicen de forma jocosa ¡vámonos para Venezuela!“, apuntó.

Bedoya contó que los entrenamientos de estos atletas consisten tanto en actividades dentro de la piscina como fuera de ellas, incluyendo ejercicios con pesas “a medida que vamos avanzando la rutina se va haciendo más estricta, sin embargo, los resultados son excelentes”.

Destacó que la unión y el trabajo de equipo es muy importante para la evolución de los muchachos. “Debe existir armonía entre los entrenadores, el gobierno en cuanto al apoyo financiero y los padres que sin duda son indispensables porque ellos son los que permanecen la mayor parte del tiempo junto a los chicos y su respaldo es la energía que los mueve. Juntos podemos dignificar y mejorar el nivel de competitividad”, aseveró.

El evento, que comenzó el 15 de noviembre y culminó el pasado viernes 23, recibió a más de 200 atletas de 20 países en competencia. Todos asistieron luego de haber obtenido la clasficiación, debido a que por el alto nivel de la justa los organizadores no emiten tarjetas de invitación.

Durante la última edición de este campeonato mundial (2010), Venezuela acumulaba dos medallas alcanzadas por el caraqueño José Scarpitta en la edición del 2010, realizada en Taipei (China): una plateada en los 1500 metros y una broncínea en los 400.

Buenas Noticias Digitel » en esta sección

buscador