Publicado el 01 de may de 2013 11:22 am |

  comentarios

(Caracas, 1 de mayo. Noticias24) - Son muy pocas las personas que no se atreven a picar entre horas. El aperitivo antes del almuerzo, la merienda o el tentempié cuando la cena se retrasa, son algunas de las pequeñas comidas del día a las que cuesta resistirse en caso de que el hambre aprieta.

Para el pesar de los antojos -quienes son mayoría-, todos los regímenes alimenticios son estrictos con las meriendas, pues es lo que acaba marcando la diferencia entre mantenerse en el peso ideal o padecer de sobrepeso. Un dilema que podría encontrar su solución cambiando las tapas poco saludables o los recurrentes snacks –los alimentos generalmente menos saludables de la pirámide alimenticia– por otra serie de alimentos que podrán saciar nuestro apetito sin hacer que engordemos o, incluso, acelerando nuestro metabolismo para perder grasa.

Lea a continuación la lista de los snacks (meriendas) saludables que El Confidencial recopilado para usted, a fin de saciar esos antojos sin poner en riesgo la figura. ¡Veamos!

Leche desnatada y manzana

La fruta en general es una de las más mejores opciones para apaciguar el hambre sin apenas ingerir grasas. Si se combina con un vaso de leche desnatada se conseguirá un buen equilibrio entre el aporte de hidratos de carbono y proteínas. De este modo se multiplicará el efecto saciante al tiempo que lograremos un aporte energético mucho mayor. Una pieza de fruta con un vaso de leche contiene unos diez gramos de proteínas y cinco de fibra.

Aguacate con requesón

El aguacate relleno de requesón es una sabrosa y saludable opción para picar entre horas. Esta fruta es rica en ácido oleico, uno de los tipos de grasas más equilibradas y con un gran poder saciante. La pega es que se trata de una fruta con un elevado aporte calórico, por lo que tampoco debe consumirse a diario. Al combinarla con requesón, su valor nutricional por cada 100 gramos es el siguiente: nueve gramos de proteínas, siete de fibra y unas 200 kcal.

Atún con pan de pita

Como alternativa a los lácteos el atún es una buena opción al ser otra gran fuente de proteínas. Además, su alto contenido en omega 3 ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca y la presión arterial, por lo que reduce el riesgo de sufrir arritmias. Al comerlo crudo se asegura la conservación de todas sus propiedades. Por cada seis porciones, de una cucharada de atún cada una, el aporte será de 20 gramos de proteínas y tres de fibra.

Pera al horno con canela

Si lo que realmente nos apetece es un dulce, la pera –rica en fibra– o manzana al horno con un poco de canela es la opción más saludable y, por supuesto, sabrosa. Una vez más, el requesón o queso fresco será un buen acompañante. Cada porción de este delicioso tentempié contiene unas 170 kcal.

Bocadillo de pollo

El pollo es la carne con menos grasas y más proteínas, por lo que un sándwich, al que se le podrá añadir lechuga o tomate, es un buen aperitivo para saciarnos de forma saludable. Una pechuga de 200 gramos contiene unos 60 gramos de proteínas, lo que ayuda eficazmente a controlar el peso y aumentar la musculación. La piel contiene un 17% de grasas, mientras que en los muslos se eleva al 6%. Cada media porción de un sándwich de pollo contendrá unos 20gramos de proteínas y tres de fibra.

Té verde

Tomar té es una forma sencilla de elevar nuestro consumo de agua, que siempre es beneficiosa si se quiere adelgazar, pues reduce el apetito. Además, los antioxidantes presentes en el té verde ayudan a mejorar la quema de grasas y calorías.

Tostadas con pera confitada y nueces

Esta receta puede valer tanto para el desayuno como hacer un saludable tentempié antes del almuerzo. Sus mayores ventajas son que ayuda a acelerar el metabolismo y es una buena fuente energética. Además, las nueces son ricas en serotonina, una hormona que nos ayuda a sentirnos bien. Cada tostada contendrá unos 11 gramos de proteínas, 3,5 de fibra y 180 kcal.

Almendras

Como todos los frutos secos, las almendras tienen muchas calorías, pero si se consumen en pequeñas cantidades favorecen la pérdida de peso al mismo tiempo que nos ayudan a alejar el hambre. Son una gran fuente de grasas saludables especialmente útiles para sustituir otro tipo de aperitivos con una elevada cantidad de carbohidratos.

Batido

Hay muchos tipos de batidos saludables, pero uno de los que más acelera el metabolismo y nos sacia es el que se hace a base de té frío con pera y especias picantes al gusto, preferentemente pimienta negra y cayena por su poder saciante. Sus calorías se reducen a 82 y tiene unos tres gramos de fibra.

Tofu

Este alimento es una buena fuente de proteínas vegetales gracias a la soja con la que se elabora. Además es un alimento ligero y digestivo que puede comerse en cualquier momento del día como sustituto a otros productos ricos en proteínas, como la carne, los huevos o la leche.