Publicado el 08 de may de 2013 11:07 am |

  comentarios

Foto: ABC

(Caracas, 08 de mayo. Noticias24) – La artista Heather Dewey-Hagborg ha logrado la impresión 3D de rostros a partir de muestras de ADN que recolectó en la calle.

Esto demuestra que el rastro genético que dejamos diariamente es más importante de lo que imaginamos.

La idea surgió cuando la artista observó un cabello atrapado en una pequeña fractura que había en el vidrio de un cuadro. Su siguiente paso fue establecer hasta qué punto se pueden determinar las características físicas de quienes, ignorándolo por completo, dejan atrás su identidad. Así fue como recurrió al laboratorio comunitario Genspace, en donde adquirió el conocimiento suficiente para desarrollar su nueva obra, “Stranger Visions”.

La artista reconoce que se trata de un trabajo en progreso, ya que hay muchos factores que requieren un estudio más profundo y otros que prácticamente no pueden ser determinados con precisión, como es el caso de la edad. Sin embargo, el “autorretrato” que hizo de su propio rostro es un poco más que “bastante aproximado”.

Por el momento, nadie se ha reconocido en sus exhibiciones, y todos los “modelos” se adaptan a la misma regla: una apariencia equivalente a una edad cercana a los 25 años.

Con información de abc. es