Publicado el 09 de may de 2013 9:05 am |

  comentarios

(Esplugues de Llobregat/ España, 09 de mayo – EFE).- Especialistas de dos hospitales de Barcelona (noreste de España) operaron con éxito, por primera vez en el mundo, a un feto en el vientre materno de una obstrucción completa de laringe.

La obstrucción de la laringe es una malformación muy rara que pone en peligro a los fetos y en la mayoría de casos provoca su muerte.

Los especialistas tardaron más de una hora y media en preparar y diseñar la operación, que ejecutaron en 22 minutos

Según explicaron hoy los responsables de la operación, la mujer embarazada llegó a Barcelona procedente del Hospital de Cartagena, (sureste ) donde en la semana 21 de gestación detectaron que el feto tenía los pulmones muy dilatados, estaban comprimiendo el corazón y produciendo un fallo cardíaco.

Los especialistas tardaron más de una hora y media en preparar y diseñar la operación, que ejecutaron en 22 minutos. Se practicó en el Clínic de Barcelona, con la participación de los equipos de este hospital y los del Sant Joan de Déu.

“La cirugía la hicimos aprovechando técnicas que utilizamos en otras intervenciones, como el tratamiento de hernias”, dijo el responsable de la operación, Eduard Gratacós, que subrayó la dificultad de la operación.

Explicó que el principal problema era que “la tráquea se nos podía romper en cualquier momento porque era como de papel de fumar”.

Es la primera vez que se practica con éxito una operación fetal de estas características. Todos los casos reportados en la literatura médica finalizaron en la muerte o en secuelas muy graves en los supervivientes.

Todos los casos reportados en la literatura médica finalizaron en la muerte o en secuelas muy graves en los supervivientes

El padre del bebé, Juan Francisco, explicó que “llegamos sin ninguna esperanza. En Cartagena nos dijeron que la situación era muy grave y aquí nos dieron una esperanza y una alegría” y subrayó que “todo fue tan rápido que no tuvimos mucho tiempo para asimilar nada”.

Gratacós explicó que “al llegar al centro le quedaban pocas horas de vida, como mucho dos días”. El mismo día de la visita, se practicó la operación, que consistió en abrir la tráquea con un endoscopio especial de cirugía fetal a través de la laringe.

Las semanas posteriores los médicos comprobaron que el embarazo se desarrollaba dentro de lo previsto; los pulmones recuperaron poco a poco su tamaño normal y el corazón mejoraba hasta llegar a una situación normal.

El embarazo siguió su curso normal y 16 semanas después nació el bebe en el Hospital de Cartagena.