Publicado el 29 de may de 2013 9:29 pm |

  comentarios

Foto: Jeans Keleane / DPA

(Caracas, 29 de mayo – Noticias24).- La autopsia que se le realizó al cuerpo de Paul Inman demostró que el joven murió a causa de consumir tanta Coca Cola. El chico falleció a los 30 años de edad en el 2012, mientras dormía, pero los resultados del examen se revelaron apenas este miércoles.

La patóloga encargada del caso, Deirdre Mckenna, descartó que la epilepsia o un ataque al corazón fueran las causas de la muerte. “La bebida gaseosa tiene toda la culpa”, insistió Mckenna, citada por un diario británico.

La madre del fallecido informó que su hijo, quien sufría del síndrome de Asperger, tomaba demasiada Coca-Cola desde los 10 años de edad. Explicó que por su condición, no podía controlar su adicción.

“He dicho todo el tiempo que la causa (de su muerte) se debe a que bebía en exceso este refresco. Solíamos decir que tenía un botón de autodestrucción”, sostuvo la madre del fallecido.

Como si fuera poco, Inman fumaba mucho y era hiperactivo. El joven británico bebía 3 litros de Coca-Cola diarios y sus pulmones no resistieron más. “Sus pulmones se hincharon hasta 4 veces del peso normal, por las cantidades de gaseosa que consumía”, dicen.

Con información de Rt Actualidad