Publicado el 02 de jun de 2013 11:01 am |

  comentarios

Foto: BBC

(Caracas, 02 de junio. Noticias24) – Los caleidoscopios de color y vida que cubren menos del 0,1% del planeta son el hogar del 25% de las especies marinas. En ese sentido, de acuerdo a los publicado por la BBC, esto es el escenario de una contienda submarina.

“Los organismos de los arrecifes de coral viven en una intensa competencia por el espacio y están en riesgo constante de depredación. Así que hay vecinos desagradables y vecinos que están tratando de comérselos“, expresó el científico principal de la organización internacional sin fines de lucro The Nature Conservancy, el doctor M. Sanjayan.

Como muchas de las criaturas son estacionarias o pequeñas, han desarrollado defensas químicas para protegerse de los depredadores. Y curiosamente es por eso que en este antiguo ecosistema potencialmente está la base de los fármacos del futuro.

“Esos pequeños animales que habitan los arrecifes de coral necesitan estar llenos de productos químicos: sustancias químicas inusuales, distintivas, muy ofensivas, para que nadie se les acerque o para evitar que se los coman”, dijo Sanjayan al tiempo que manifestó: “Es esa sopa de productos químicos lo que hace de los arrecifes de coral un cofre de tesoros para cualquier cazador de medicinas”.

Foto: BBC

Esas potentes armas pueden guardar claves para encontrar la manera de curar una gama de enfermedades que van desde el cáncer o Alzheimer hasta ciertos virus o artritis.

Asimismo, el biólogo de conservación marina Callum Roberts le comentó a la BBC que esto “podría ser la farmacopea más grande de la naturaleza (…) decenas de miles de sustancias químicas ya han sido identificadas, de las cuales cientos están actualmente bajo investigación intensiva”.

Por ejemplo, indicó que “las esponjas son fuentes de productos químicos particularmente ricas, especialmente de productos químicos contra el cáncer: varios han mostrado ser supresores de tumores y uno ya tiene licencia para ser usado en el tratamiento de quimioterapia”.

Pero este botiquín de medicinas que potencialmente salvarían vidas, enfrenta un futuro incierto ya que los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más vulnerables de la Tierra y “están amenazados por un coctel de factores estresantes que incluyen la polución, la sobrepesca y el cambio climático”, señala Callum.

Con información de la BBC