Publicado el 21 de jun de 2013 2:51 pm |

  comentarios

(Madrid, 21 de junio – EFE).- Las gafas de realidad aumentada de Google han permitido que varios médicos participen desde distintas partes del planeta en la primera operación quirúrgica del mundo con esta tecnología.

Google Glass es un dispositivo formado por una cámara, GPS, bluetooh, micrófono y un pequeño visor que permite, por ejemplo, al cirujano visualizar las constantes vitales sin desviar la vista del campo quirúrgico.

El jefe del servicio de traumatología de la clínica CEMTRO, Pedro Guillén, se ha colocado las gafas de Google para trasplantar a un paciente de 49 años los condrocitos de la rodilla, un tipo de célula que se encuentra en los cartílagos.

Guillén, que se ha convertido en el primer médico del planeta en operar con estas gafas, ha explicado a Efe su experiencia.

Me he colocado las gafas, que sólo llevan una patilla, con una cámara integrada que transmitía por internet a más de 160 personas todo lo que yo veía y me han preguntado desde California y hasta desde Sidney”, ha confirmado el doctor.

Guillén ha destacado que es un avance “muy grande” para la enseñanza de la medicina, al evitar que los médicos se tengan que desplazar.

El dispositivo de Google también permite la posibilidad de recopilar información sobre el paciente de forma instantánea o acceder a su historial clínico en la nube o “recibir indicaciones o consejos de otros médicos simultáneamente”, ha afirmado Guillén.

Google Glass, que también graba vídeos en HD, ha sido desarrollada también por un ingeniero español, Julián Beltrán, quien destacó a Efe que se trata de una tecnología que revolucionará la medicina mundial.

Gracias al dispositivo, el doctor Homero Rivas de la escuela de medicina de la Universidad estadounidense de Stanford, además de visionar la intervención, ha podido dar instrucciones en tiempo real al doctor Guillén.

“Un médico de campaña en Ruanda que nunca se ha enfrentado a una operación de cerebro puede consultar archivos o hablar con otro neurocirujano no presente y esto supone una revolución para la telemedicina”, declaró a Efe Iñigo Expert, uno de los portavoces de la clínica CEMTRO.