Publicado el 01 de jul de 2013 2:58 pm |

  comentarios

Foto: Thesun

(Caracas, 01 de julio. Noticias24) .- Helen Gillespie, una anoréxica desde los 10 años, intentó mantenerse joven comiendo solo 60 calorías al día originando que a los 30 años su cuerpo se asemejara al de una anciana de 70.

La mujer debido a su enfermedad tenía miedo de crecer, como resultado, ella nunca desarrolló pechos y se inició en la pubertad a los 26 años.

Pero lejos de mantener una figura de niña, el trastorno alimentario la dejó con venas varicosas y los huesos débiles de una mujer de 70 años de edad.

Por sus constantes recaídas en pérdida de peso debía ser internada por algunas semanas en el hospital hasta que estuviese nivelada, era un ciclo que se repitió por 20 años.

Helen confesó, “mi peso era algo que yo podía controlar, y la pérdida de peso parece ser un talento que en particular las niñas admiraban”.

Está obligada a usar prótesis especiales para pacientes con cáncer, ya que sus pechos no crecieron.

Con información de THESUN

Foto: Thesun
Foto: Thesun
Foto: Thesun
Foto: Thesun