Publicado el 23 de ene de 2012 12:40 pm |

  comentarios

La vigorexia se conoce como un trastorno psicológico no estrictamente ligado a la alimentación, pero si comparte características por una perenne preocupación por la figura y en casos extremos una distorsión del esquema corporal.

Video: Youtube

El fisioterapeuta, profesional trainer de la Federación Venezolana de Físico Culturistas Fvfc e instructor internacional de La Federación Internacional de Fisicoculturismo (Ifbb, por sus siglas en inglés International Federación of BodyBuilding) Luis Borges, destacó que las personas que sufren este tipo de trastorno poseen un déficit de autoestima y necesidad de aceptación.

Se trata de un trastorno psicológico inducido por el factor social, moral y personal ya que las personas que entran en el mundo de la vigorexia presentan una inconformidad por su físico, la que se mantiene siempre y nunca se logra satisfacer”, destacó el profesional trainer.

Las personas que buscan mejorar estéticamente su apariencia son las más propensas a caer en este tipo de tumulto mental, igualmente, individuos que trabajen con su cuerpo como modelos, deportistas y físicoculturistas. La característica necesaria para poder caer en una obsesión por el cuerpo, es una demarcada carencia de la seguridad emocional que tiende a evidenciarse con una dificultad de aceptarse tal cual se es.

“Es una enfermedad relativamente nueva, es considerada una adicción de las personas que buscan ser aprobados por la sociedad y entrar en el estándar de hombre o mujer perfecto”

Se conoce, que una persona vigoréxica se ve a sí mismo como una persona débil, el cual aún tenga una musculatura voluminosa y definida busca desarrollar el potencial de sus músculos más allá de lo normal.

Actualmente, la vigorexia afecta a hombres y mujeres por igual. Al respecto, Borges aseveró que las personas que presentan esta patología al igual que una persona anoréxica “nunca están conformes con su cuerpo, por lo que incurren constantemente a repetitivas horas de rutina fuera y dentro de un gimnasio para incluir siempre un gasto calórico” en todas las actividades que desempeña.

En este tipo de enfermedad hay dos extremos: están las personas que quieren verse con cuerpos perfectos y personas que se ven siempre débiles. En ambos casos la impulsividad por estar 24/7 metidos de cabeza en un gimnasio es obsesiva.

Características de una persona que padece vigorexia

Emocionalmente:

- Son inseguras y con baja autoestima.
- También está presente en hombres y mujeres que hayan poseído algún trastorno alimenticio como obesidad o anorexia.
- Personas que hayan sufrido algún rechazo emocional o sentimental.
- Perpetua ofuscación por realizar ejercicios.

Físicamente:

- Presentan ojeras.
- Cuerpos altamente definidos.
- Deshidratación y cuerpos cansados.
- La proporción de la cabeza y el resto del cuerpo es desigual (La cabeza se ve pequeña).
- Descompensación corporal por las largas horas de entrenamiento.
- En casos extremos se puede presentar dimorfismo muscular.

Los signos más frecuentes:

- Mirarse constantemente en el espejo y aun así sentirse enclenques.
- Invertir todas las horas posibles en hacer deportes para aumentar la musculatura.
- Pesarse varias veces al día y hacer comparaciones con otras personas que hacen fisicoculturismo.
- La enfermedad deriva en un cuadro obsesivo compulsivo que hace que el vigoréxico se sienta fracasado, abandone sus actividades y se encierre en un gimnasio día y noche.
- También siguen dietas bajas en grasas y ricas en hidratos de carbono y proteínas para aumentar la masa muscular, por lo que corren mayor riesgo de abusar de sustancias como hormonas y anabolizantes esteroides.

Tratamientos y afecciones

El entorno afectivo cumple un papel muy importante en la recuperación, se busca que las personas con peso sentimental apoyen y traten de entender al afectado para inducirlo ha disminuir su programa de ejercicio a rutinas más razonables.

Por tratarse de un persona psíquicamente afectada se necesita la colaboración de un médico especialista, en este caso un psiquiatra o psicólogo que ayude a superar las barreras mentales y emocionales del afectado.

En otro tema, los inconvenientes de salud que puede conllevar un vigoréxico son múltiples por la constante sobre ejercitación física a la que somete su cuerpo.

Numerosos problemas orgánicos y lesiones pueden aparecer cuando la práctica deportiva es excesiva. Además se presenta una fuerte deshidratación producto de la mala nutrición, fatiga y agotamiento.

La sobrecarga de peso en el gimnasio repercute negativamente en los huesos, tendones, músculos y las articulaciones, sobre todo de los miembros inferiores, con desgarros y esguinces.

La alimentación es otro problema muy frecuente e importante, ya que consumen muchas proteínas e hidratos de carbono y poca cantidad de grasa en un intento de favorecer el aumento de la masa muscular, ocasionándoles muchos trastornos metabólicos.

Recurrir a los anabólicos puede perjudicar considerablemente el organismo y ocasionar irregularidades del ciclo menstrual en las mujeres, acné, problemas cardíacos, atrofia testicular, disminución de la formación de espermatozoides y retención de líquidos, entre otros.

Recomendaciones de un experto

El instructor internacional Luis Borges recomienda a las personas realizar una rutina de ejercicios equilibrada, basándose en el tiempo disponible y de descanso.

“Yo recomiendo a todas las personas que quieran iniciar un entrenamiento físico realizar ejercicio 3 días a la semana entre 1 hora a 1 hora y media; si ya se tiene previo rendimiento puede entrenar 5 días a la semana 1 hora y media hasta 2 horas, siempre y cuando se tenga un equilibro entre alimentación y descanso”, afirmó Borges.

Asimismo, el experto en el fitness considera que la ecuación que engrana el perfecto funcionamiento físico es “de un 100% se distribuye 30% en ejercitarse, 30% en una buena alimentación y el 40% restante en darle descanso al cuerpo”.

Foto: Lissette Da Silva – Noticias24 / Luis Borges Profesional Trainer de la Federeación Venezolana de Fisicoculturismo
Foto: Lissette Da Silva – Noticias24.com / Usuarios del gimnasio Sweat GYM
Foto: Lissette Da Silva – Noticias24 / Luis Borges Profesional Trainer de la Federeación Venezolana de Fisicoculturismo
Foto: Lissette Da Silva – Noticias24 / Usuarios del gimnasio Sweat GYM
Foto: Lissette Da Silva – Noticias24.com / Luis Borges Profesional Trainer de la Federeación Venezolana de Fisicoculturismo
Foto: Lissette Da Silva – Noticias24 / Usuarios del gimnasio Sweat GYM
Foto: Lissette Da Silva – Noticias24 / Usuarios del gimnasio Sweat GYM
Foto: Lissette Da Silva – Noticias24 / Usuarios del gimnasio Sweat GYM