Publicado el 14 de ago de 2013 12:17 pm |

  comentarios

Foto: Cortesía El Tiempo

(Caracas, 14 de agosto -Noticias24).- En común ver como cada día aumenta la población con sobrepeso, no solo en América Latina sino en el mundo en general. La mala alimentación y los excesos hacen que se termine padeciendo de enfermedades metabólicas y cardiovasculares que a larga empeoran la salud y la calidad de vida.

Aun así, la gente tiende a restarle importancia al asunto y enmascaran su gravedad con mitos sobre la gordura que lejos de ayudar terminan agravando el panorama. Expertos en la materia como Raúl Morín, presidente de la Academia Mexicana para el estudio de la Obesidad, y Patricia Restrepo, médica nutrióloga, analizan algunos de estos mitos, con el fin de que las personas se esfuercen por conseguir una vida más sana.

A continuación los seis mitos:

1. La barriga no es peligrosa :Los hombres tienden a decir que tener barriga a partir de cierta edad es normal. Eso es falso. La grasa ubicada en esta zona del cuerpo ha sido asociada con la diabetes mellitus, la hipertensión, problemas cardiovasculares y con la disminución de la funcionalidad de órganos como el páncreas y el hígado. Si un hombre tiene más de 94 centímetros y una mujer más de 90 de circunferencia abdominal, deben tener cuidado.

2. La bariátrica es la solución definitiva para bajar de peso: De acuerdo con Raúl Morín, esta cirugía forma parte de las opciones del tratamiento de la obesidad, pero dista mucho de ser la solución. Tiene indicaciones precisas para pacientes con obesidad mórbida y es la última opción que se debe usar, cuando los fármacos y un cambio de dieta y estilo de vida no han funcionado.

3. “Estoy pasado de kilos, pero una semana a pan y agua los desaparecen”: Los expertos explican que un paciente obeso o con sobrepeso debe perder kilos comiendo de manera adecuada, no sometiéndose a dietas restrictivas, peligrosas para la salud. “Si le tomó tiempo subir, le va tomar tiempo bajar. Esa es la realidad. Hay que cambiar el estilo de vida. La obesidad es una enfermedad crónica que es controlable, pero hay riesgos de producir piedras en la vesícula o trastornos cardíacos, por tratar de bajar rápido de peso”.

4. Ahora venden pastillas milagrosas para bajar de peso: Patricia Restrepo asegura, “no existe ningún mecanismo que sin cambios en el estilo de vida resulte útil para perder peso. Yo me puedo tomar una pastilla, pero si como mucho no va a servir para nada. Las pastillas para controlar la obesidad bloquean el apetito y pueden tener otros efectos secundarios, la mayoría negativos, en el organismo”.

5. “Los gorditos son bonachones y felices”: No siempre es cierto. Raúl Morín referencia un estudio hecho en el 2011 por la Universidad de Guadalajara, durante el cual un grupo de psiquiatras encontró que el 60 por ciento de las personas obesas tenían depresión. “En ocasiones se trata de una máscara que se ponen estas personas para contrarrestar la discriminación a las que muchas son sometidas. Se muestran con un aspecto condescendiente y sociable, pero detrás de eso puede haber depresión y ansiedad”.

6. Todos los gordos están enfermos: Es otra falsa creencia en torno a la obesidad. Hay distintos grados de gordura que se miden según la cantidad de grasa que se tenga en el cuerpo. Cuanto mayor sea, mayor es el riesgo. “Una persona que pesa 150 kilos, pero son de músculo, puede no tener complicaciones metabólicas, mientras que otra puede tener bajo peso pero está llena de grasa en la zona intraabdominal, que es de las más dañinas”, explica Patricia Restrepo.

Con información de El Tiempo