Publicado el 04 de sep de 2013 1:34 am |

  comentarios

Foto: Reuters

(Caracas, 04 de agosto. Noticias24).- Buenas noticias para aquellas personas afectadas y que se encuentran en la lucha contra el mayor flagelo en la historia de la humanidad como lo es el cáncer, ya que se aprobó el uso para el cáncer de piel tipo melanoma avanzado del medicamento Ipilimumab, fármaco que “educa” al sistema inmunológico, fortaleciéndolo y estimulándolo para la pelea contra la enfermedad.

Una de las primeras beneficiadas por el medicamento, cuando este aún se encontraba en fase de pruebas fue Shannon, señora de 50 años con un melanoma que se extendió hasta el hígado. La efectada acudió a la consulta de Antoni Ribas, médico español oncólogo del Jonsson Comprehensive Cancer Center de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), el cual comentó que despues de 12 años, conversa con la paciente de sus hijos y de su hija propiamente “porque los resultados de su escáner siempre son perfectos”

“Yo llevo dos años sin aplicar “quimio” a mis pacientes de melanoma”

EL fármaco está considerado como el primero de su especie o el primer “medicamento inmunológico”, ya que propicia el ataque del propio sistema inmunológico al tumor.

A partir de la salida del Ipilimumab, empezaron a salir algunas otras medicinas que estaban en fase de desarrollo, sirviendo como plataforma para una de éstas la reunión de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) de 2012, que presentó a la PD-1 como un compuesto similar pero de diferente acción. Era un fármaco dirigido contra una proteína que se encargaba de “esconder” al cáncer frente al sistema inmunológico.

Así como éste, existen otros como labrolizumab de laboratorios Bristol-Myers Squibb y MPDL3280A de Roche, el cual ataca al tumor directamente, teniendo en cuenta que en estos primeros trabajos, la molécula se ha mostrado activa no sólo frente al melanoma, sino también contra el cáncer de pulmón y el colorrectal.

“No importa tanto la fase, las cosas van a ir muy rápido, esto va a ser como el Glivec”, indicó Ribas. “El año pasado fue el año del PD-1, este año lo ha seguido siendo y el año que viene también lo será” comentó.

Y, siguiendo con las innovaciones, ¿por qué no pensar en la unión de algunas de estos fármacos para crear uno aún más potente?. El Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York (EEUU), uno de los mejores centros de cáncer del mundo, combinó dos medicamentos de esta clase, el ipilimumab y nivolumab.

Se ha logrado el éxito con esta combinación de tal manera (el 53% de los pacientes de melanoma avanzado experimentaron una reducción considerable de sus tumores) que “The New England Journal of Medicine”, la propia “biblia” de las revistas médicas, se refirió al logro.

Una comunión entre las características de todos estos medicamentos, consiste en la importante rechazo al uso combinado con quimioterapia. “Yo llevo dos años sin aplicar “quimio” a mis pacientes de melanoma”, indica Ribas.

Pero a pesar de esto, la inmunoterapia genera sus resquemores. Lo que se hace en esta técnica es quitar los frenos que el organismo tiene contra su propio sistema inmunológico. “Esos frenos están ahí por algún motivo”, analiza Ribas. “Tenemos que aprender a modular, aunque estamos viendo progresos fabulosos”, finalizó.

Con información de El Mundo