Salud visual: la dislexia en los niños puede estar asociada a dificultades de la vista

Foto: AP / Bela Szandelszky

(Caracas, 30 de marzo. Noticias24) En ocasiones la dificultad en el aprendizaje en los menores de 10 años erróneamente suele asociarse a falta de capacidades, cuando esto podría ser un síntoma de problemas visuales que impiden la concentración a la hora de estudiar.

La disminución en la agudeza visual puede ser un desencadenante de una condición disléxica.

“Un problema visual a temprana edad que no sea atendido puede conllevar a una dislexia en la lectura y en la escritura. Por ejemplo, un niño en edad escolar con un defecto visual unilateral, como el astigmatismo hipermetrópico, suele confundir la escritura, ciertas letras, algunos números”, detalló el contactólogo y optómetra clínico Héctor Capaldo, al tiempo que advirtió que “un niño con estas condiciones se agota y suprime o minimiza la atención y la comprensión”.

Para el especialista, en los últimos años ha ido creciendo esta cultura de llevar a los niños a sus controles oftalmológicos. “En el caso de las ciudades, se ha minimizado la ignorancia en torno a la salud. Cuestión que no se repite en los pueblos y caseríos, donde ante cualquier problema de aprendizaje tildan al niño de bruto, lo insultan, le bajan la autoestima y no se percatan que se trata de un problema de salud”.

Cuando se actúa de esta manera se perjudica psicológicamente al niño, quien pudiera tener un coeficiente intelectual alto, pero al verse presionado y subestimado no logrará su rendimiento escolar.

Los maestros también deben estar alerta

Foto: AP / Bela Szandelszky

Estar pendiente de la salud de los pequeños de la casa no sólo es tarea de los padres, los maestros también deben estar alerta en caso de que un estudiante no tenga un buen desempeño académico. De ser así, debe avisarle a los padres para determinar en conjunto si no se trata de un problema de salud en uno de los sentidos, como la vista y el oído.

La labor conjunta entre padres y maestros es indispensable para darle a los pequeños la atención que necesitan, y de ser necesario acudir a un especialista. En el caso de problemas con la visión lo ideal es visitar a un oftalmólogo pediatra.

¿A qué edad se recomienda visitar por primera vez al oftalmólogo?

Al preguntarle al doctor Capaldo cuándo se debe llevar a los niños por primera vez al oftalmólogo, este respondió que en caso de sospechar de una anomalía como estrabismo -la desviación del alineamiento de un ojo en relación al otro- porque el pequeño presenta sintomatología, hay que acudir de inmediato a un especialista.

Mientras que en los casos en que los padres tienen dificultades visuales y quieren examinar a sus hijos, es recomendable hacerle un chequeo de rutina a partir de los cuatro o cinco años, a fin de descartar cualquier factor hereditario.

Las frutas ricas en caroteno favorecen el aparato visual

Foto: AP / LYNNE SLADKY

Está confirmado que la buena alimentación favorece a todos los tejidos y órganos del cuerpo. La salud, desde la edad neonatal hasta la senectud, está asociada a lo que se ingiere.

Para optimizar el aparato visual se recomienda consumir alimentos ricos en caroteno, como la zanahoria y el mango. También son de mucha ayuda los antioxidantes presentes en legumbres verdes como el brócoli, la espinaca y la acelga.

“Al niño ni al joven se le educa para que se alimente bajo un régimen sano; y esto es lamentable porque con una buena alimentación no sólo estás fortaleciendo el aparato visual y previniendo posibles lesiones, también estás contribuyendo con el buen estado de la piel, el cabello y de la salud en general. Al parecer la gente no asimila que es preferible consumir las vitaminas a través de los alimentos, antes que acudir a los fármacos”, explicó el doctor Capaldo.

Foto: Luisa Mendoza Pérez / Noticias24


Por Luisa Mendoza Pérez/ Noticias24

Gracias a la colaboración del experto:

Héctor David Capaldo, contactólogo y optómetra clínico.
Contacto: davidcapaldo@hotmail.com