¿Las relaciones sexuales en el embarazo afectan al bebé? Conozca si es un mito o una realidad

Video: Noticias24 TV, 14 de agosto de 2015

(Caracas, 14 de agosto. Noticias24).- ¿Se puede mantener una vida sexual activa durante el embarazo? ¿Mi pareja siente el mismo deseo sexual por mí? ¿El bebé sentirá alguna molestia cuando tengo sexo con mi pareja? Estas y otras interrogantes invaden a diario a las embarazadas por el temor de mantener una vida sexual activa con su pareja.

Lea

BBC Mundo: los mitos de las posturas sexuales y el embarazo

En este sentido, el Dr. Mario Mejía, Ginecobstetra, egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), resaltó que siempre y cuando no exista alguna contraindicación médica que impida el acto sexual las embarazadas pueden continuar con su sexualidad.

“Generalmente hay un mito o un temor en las mujeres embarazadas que piensan que si tienen actividad sexual pueden afectar o perjudicar al bebé, todo lo contrario, eso puede más bien ser beneficioso no tanto para el bebé sino para la relación de la pareja”, precisó.

Cuando hay una condición médica especial o es un embarazo de alto riesgo se debe evitar la actividad sexual que implique penetración.

Aclaró en cuanto a la sensación de placer en la pareja, todo puede variar “en la medicina no hay nada que todo sea cien por ciento igual, cada persona es diferente, cada embarazo es diferente. Hay algunas personas que por temor, desinformación o alguna condición especial no sienten lo mismo e incluso sienten dolor”, aseguró el especialista, al tiempo que afirma que el apetito sexual se debe más a la parte psicológica “al temor sobre todo en aquellas pacientes que les ha costado quedar en estado y piensan que puede pasar algo durante el acto sexual”.

“Desde el punto de vista fisiológico no hay ningún impedimento para perder el apetito sexual durante el embarazo. Siempre y cuando no haya alguna condición médica”, insistió.

En cuanto a las posiciones sexuales para las embarazadas durante el sexo, el Dr. Mejía explicó que la más adecuada para una mujer embarazada “es aquella que no le provoque ningún tipo de molestia al momento del acto sexual. Eso es diferente en cada persona, menciona la literatura que preferiblemente de lado, que no haya una penetración muy profunda, eventualmente el hombre arriba y buscando siempre la manera de que sea lo menos doloroso, lo menos traumático y lo más placentero posible”.

¿Alguna molestia después del acto sexual que requiera una llamada al especialista?

“Ocasionalmente puede ocurrir un pequeño sangrado después de la actividad sexual y no necesariamente sea debido al sexo, lo que ocurre es que durante el embarazo hay un edema generalizado, y existe una cantidad de líquido mayor en todos los tejidos; incluso los genitales están un poco más hinchados y eso hace al tejido muy frágil y con el roce del pene eventualmente pueden romperse pequeños vasos a nivel vaginal que van a producir un leve sangrado, pero por ningún motivo está corriendo riesgo el bebé. Sin embargo, es un síntoma de alarma porque el paciente debe comunicarse con el médico y uno interrogando (el doctor) puede inferir si se trata de un sangrado vaginal o si se trata de un sangrado interno porque la paciente tenga alguna condición”, acotó.

Foto: Feto de 33 semanas de gestación / Centro Clínico de Maternidad Leopoldo Aguerrevere

Otro de los síntomas que el Dr. Mejía resaltó y que sí puede ser de alarma para la paciente embarazada son las contracciones uterinas rítmicas seguidas y la pérdida de líquido amniótico después de haber estado con su pareja. “Cuando hay una condición médica especial o es un embarazo de alto riesgo se debe evitar la actividad sexual que implique penetración”.

“La penetración está contraindicada en casos de placenta previa, amenaza de aborto, en caso de fisura o ruptura de membrana, en caso de amenaza de parto prematuro; en esos casos definitivamente está contraindicado la actividad sexual con penetración”, recomendó el Ginecobstetra.

Asimismo, manifestó que el feto por lo general no va a sentir ningún tipo de molestia al momento de la actividad sexual. “El embrión está metido dentro del útero, además está nadando en líquido amniótico y en el fondo de la vagina esta el cuello del útero que es donde el pene llega durante la relación sexual lo que lo protege. El roce o el toque del pene contra el bebé no existe porque por delante el cuello están las paredes del útero que generalmente son gruesas y además él (feto) está flotando en líquido. El feto en realidad no va a sentir nada”.

Beneficios del sexo durante el embarazo

Foto: Noticias24

Para el Dr. Mario Mejía, los beneficios del sexo durante el embarazo son básicamente psicológicos. “Las mujeres embarazadas tienen indudablemente un cambio en su patrón psicológico y a veces se sienten “feas” y “gordas”; entonces el hecho de que puedan tener una vida sexual sana y normal con su pareja las va a hacer sentir que son unas mujeres plenas, que no solamente son madres sino que siguen siendo mujeres y eso las va a ayudar a compenetrarse más el uno con el otro; y esto es favorable para el embarazo. Una paciente feliz va a evolucionar mejor que una paciente que está preocupada”.

Para finalizar, como especialista recomendó que toda paciente le consulte a su médico ciertos temores y mitos. “Lo básico en una consulta prenatal es que se establezca una adecuada relación médico-paciente y que la paciente se sienta en total confianza de preguntarle al médico todo desde el punto de vista sexual”.

¿Es seguro mantener una vida sexual durante el embarazo?

Si, es seguro siempre y cuando no exista una contraindicación puntual como las ya mencionadas: amenaza de parto prematuro, placenta previa, amenaza de aborto, sangrado o alguna otra condición médica que pueda verse.

“En el embarazo casi todo son puros mitos. La actividad sexual siempre es beneficiosa”.

Realizado por Carolina Senior/ Noticias24
Fuente: Dr. Mario Mejía, Ginecobstetra

Foto: Noticias24
Foto: Noticias24
Foto: Noticias24