×

¿Por qué se llega a padecer ACV o Ictus?

Foto:Catalunya Vanguardista

(Caracas, 20 de abril. Noticias24).El Dr. Braulio Cinetar, cardiólogo, nos despeja valiosas interrogantes acerca del Accidente Cerebro Vascular, conocido como ACV o infarto cerebral.



style="display:inline-block;width:300px;height:250px"
data-ad-client="ca-pub-5621240622619365"
data-ad-slot="3467733937">

¿Cuáles son los primeros síntomas del Accidente Cerebro Vascular o infarto cerebral?

“El Ictus tiene varias formas de presentación, pero la más frecuente es dificultad para hablar, debilidad en un brazo, una pierna, alguna alteración de la conciencia, mareo, visión borrosa o visión doble. Su forma más frecuente de presentarse es de repente, cuando se está caminando, viendo una película, sentado frente a la computadora, etc. Su inicio es súbito, a veces los primeros síntomas se presentan con un hormigueo en un brazo, en una parte de la cara, en la pierna o alguna dificultad para tragar”.

¿Cuáles serían sus causas, además del stress y nuestro entorno socio-económico?

“Existe una estrecha relación entre enfermedades del corazón y del cerebro, existen enfermedades del corazón que pueden originar accidentes cerebrovasculares o Ictus, arritmia, alteración del corazón, una fibrilación auricular, que permiten que se puedan formar trombos y estos se desprenden del corazón, llegando al cerebro y tapando un vaso, produciendo una embolia y ésta a su vez produce la muerte de una parte del cerebro, como consecuencia de ello se produce una hemiplejia, siendo ésta la forma más frecuente de presentarse”.

“Existe otra relación entre el corazón y el cerebro que es ocasionada por las placas de ateromas en las arterias coronarias, que se tapan por efecto de la arterioesclerosis y estas mismas placas de ateromas así como ocurren en las coronarias, pueden suscitarse en las arterias carótidas y en las arterias cerebrales.

Debemos concluir que todo lo que prevenga la arterioesclerosis y las enfermedades cardiovasculares, también previene las enfermedades cerebrovasculares y el Ictus. Digamos en términos generales se pudiera recomendar ejercicio físico una hora tres veces a la semana, una dieta balanceada en la cual el individuo esté bien nutrido pero mantenga su peso corporal adecuadamente. Las personas además de pesarse deben medirse la circunferencia abdominal, aumentar el consumo de frutas, vegetales, fibras y hortalizas, etc. Y luego viene la prevención de hábitos como el tabaquismo o la ingesta alcohólica”.

Muchos especialistas son de la opinión de que el Ictus además de venir relacionado a ciertas patologías, algunos medicamentos pueden ser causantes ¿tiene alguna referencia al respecto?

“No especialmente, el Ictus es un infarto cerebral, si lo comparamos con el infarto del corazón existen diferencias, porque el infarto del corazón es obstrucción de una arteria coronaria y la arteria coronaria normalmente se obstruye en el 90% de los casos por la arterioesclerosis.

Sin embargo la obstrucción de las arterias cerebrales, puede ocurrir por muchas causas además de la arterioesclerosis, pueden existir enfermedades en la sangre, enfermedades que modifican los glóbulos rojos, embolias, es decir muchas causas que pueden producir el infarto cerebral. Por ello es importante la consulta anual al médico internista, porque es el único que puede brindar un chequeo general al paciente. Nada es superior a la prevención”.

¿A qué edad pudiese presentarse el Ictus o accidente cerebrovascular?

¿A qué edad pudiese presentarse el Ictus o accidente cerebrovascular?

“Uno pudiera decir menores de 45 años, cuando existe un Ictus en esas edades uno lo primero que piensa es en una hemorragia, pero también puede producirse infarto o isquemia cerebral. Una persona que ésta en ese rango de edades y presenta un Ictus, es necesario investigar si tiene consumo de drogas ilícitas, específicamente cocaína”.

¿Cuál sería la terapia indicada en el caso de Ictus y hasta qué punto puede ocurrir muerte súbita con el Accidente Cerebrovascular?

“Cuando la persona muere súbitamente, el médico al no haber realizado una autopsia, presume que el paciente murió de un infarto en el corazón. Existe una tercera forma de consecuencia, basada en el cerebro sobre el corazón, es decir una persona sufre de infarto cerebral y como consecuencia de ello da una alteración en el corazón.

Debido a que existen conexiones simpáticas cuando existe un daño extenso a nivel cerebral, que casi inmediatamente pueden producir una arritmia o un infarto cardíaco y la persona puede fallecer. En cuanto a las terapias de tratamiento, esta es un área de la medicina que se requiere más investigación.

Lo mejor es la prevención, el tratamiento tiene dos fases, en la primera tratar de recanalizar la arteria que se ha obstruido y en la segunda, proteger al cerebro que no le llega oxigeno. El inconveniente que existe es que para poder dar un tratamiento adecuado, se debe trabajar en las primeras horas porque el tiempo es determinante, para que exista una menor pérdida de cerebro.

Para una persona al padecer de un Ictus, no es lo mismo dar un tratamiento en las primeras horas, que darlo de 12 a 24 horas cuando ya el daño es mucho más extenso. Sanitariamente hay que hacer una organización pre hospitalaria, que las personas tengan acceso a una red ambulancias, luego presentarse a una unidad u hospital que esté especializado en atender a éste tipo de pacientes, ya sea con un equipo móvil de Ictus o una unidad de ictus.

Y después cuando el individuo sale de alta del hospital, pueda recibir una rehabilitación adecuada. Sin embargo son pocos los que pueden acceder a éste tipo de terapias, lo que más se acostumbra es darles neuroprotección y ésta pasa por el control del azúcar en la sangre del paciente, oxigenarlo bien, evitar que el paciente se complique”.

“Cuando observamos a un paciente con Ictus, que en realidad es una emergencia, tratamos de salvar la vida del paciente, pero si salvamos la vida y el paciente queda incapacitado, hemos hecho menos de la mitad del trabajo. Además de salvar la vida, debemos tratar de redistribuir la capacidad.

El paciente puede quedar hablando mal, quedar con una debilidad en una pierna, no caminar o caminar con mucha dificultad y ser dependiente de otras personas para hacer las actividades de la vida diaria y algunos pacientes pueden quedar con una demencia vascular o debilidad o parálisis en el rostro”.

¿Finalmente, cuáles son sus consideraciones en cuanto al especialista que ha de hacerse cargo de este tipo de pacientes y de los familiares que han de atenderlo?

“Los pacientes que evolucionan mejor tienen una familia, porque muchos de ellos no pueden acceder a atención médica. El paciente o su familiar sin embargo, no pueden escoger que médico lo ha de ver, generalmente al ser una emergencia lo lógico sería que exista un sistema de ambulancias.

En el Hospital Domingo Luciani, de 300 pacientes que pueden llegar con Ictus en un año, 175 llegan por sus propios medios, en ambulancia no llega casi nadie. En el Hospital, los médicos internistas debemos asumir esa responsabilidad, lo que se necesita es un médico interesado en el paciente y que se mantenga bien documentado. Yo no conozco un estado asistencial que no sea el caos, durante treinta años he trabajado en el medio del caos. Esperar que la sociedad se organice, es utopía, aquí lo que realmente importa es la motivación”

Contenido publicado por: Julio C. Alcubilla B./Noticias24