¿Por qué es tan difícil conciliar el sueño en un hotel?

Foto: Infobae

(Caracas, 19 de mayo. Noticias24).- Un estudio reveló por qué las personas tienen dificultad a la hora de dormir cuando se hospedan en la habitación de un alojamiento.



     style="display:inline-block;width:300px;height:250px"
     data-ad-client="ca-pub-5621240622619365"
     data-ad-slot="3467733937">

Dormir bien por la noche es fundamental para el funcionamiento del organismo. Sin embargo, durante un viaje a veces se complica. Tanto en el avión, como en una habitación de hotel, conciliar el sueño a veces es una tarea ardua y tortuosa, a pesar de que el cuarto sea confortable.

Y hay una razón científica que explica este fenómeno, que ocurre hasta en los establecimientos más lujosos de cinco estrellas. “Investigadores del sueño y médicos clínicos hace mucho que conocen el efecto de la primera noche”, aseguró a Condé Nast Traveler la experta del sueño Melissa Moore, del Hospital de Niños de Filadelfia.

“El estudio sugiere que uno de los hemisferios del cerebro duerme menos profundamente la primera noche en un ambiente nuevo. La diferencia hemisférica puede causar en el ser humano una gran dificultad para conciliar el sueño”.

De acuerdo a Moore, también se desarrollan asociaciones entre el dormir y el ambiente durante la infancia. Puede tratarse de varias cuestiones como dormir mirando a la puerta, con varias almohadas blandas, con una luz prendida o con una máquina de sueño. Cuando estas cosas faltan en un lugar nuevo, el cerebro debe acostumbrarse.

Incluso en el hogar, con todos accesorios favoritos para dormir, uno se despierta entre cuatro y seis veces. En un hotel, sin embargo, uno tarda más en volverse a dormir. “Luego de cada ciclo de sueño, el cerebro se despierta brevemente, y, en general, somos tan buenos volviéndonos a dormir que ni nos damos cuenta”, agregó Moore. En un hotel, fuera de nuestro ambiente familiar, es más difícil.

Claves para lograr dormir durante un viaje

1- Bañarse: una ducha rápida permite bajar la temperatura corporal y predispone a dormir y relajarse.

2- Evitar la ingesta de café, té, cacao, bebidas cola o cualquier sustancia estimulante del sistema nervioso central después de las 16 horas.

3- Evitar las bebidas con alcohol tres horas antes de acostarse: si bien en pequeñas cantidades pueden facilitar el sueño, también predisponen a ronquidos, apneas y pesadillas.

4- Cenar como mínimo dos horas antes de acostarse.

5- Evitar el ruido y la luz excesiva. La cama del hotel debe ser ancha y confortable y la almohada, cómoda. Tratar que la temperatura sea constante (entre 16 y 22°C). Las condiciones ambientales también influyen en el sueño.

6- Evitar pantallas de computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes e iluminación con LED ya que bloquean la curva de sueño.

Con información de infobae.

Foto: Infobae