Un tratamiento estético derrite su rostro y los cambios son sorprendentes

Foto:The Doctors

(Caracas, 28 de octubre. Noticias24).- Muchas mujeres acuden a tratamientos estéticos para rejuvenecer su rostro. Sin embargo, en muchas ocasiones estos terminan perjudicándolas en lugar de beneficiarlas. Fue así como le pasó a Carol Bryan, una mujer de 54 años que relató su experiencia en el programa The Doctors de CBS.

Su apariencia física era su fuente de ingresos debido a que tenía un hermoso rostro que le abrió las puertas en la industria de la belleza. Carol empezó a modelar a la edad de 16 años. Después de un tiempo se casó y formó una familia.

Foto:The Doctors

Ella comenzó a aplicarse botox a partir de los 30 años. Hasta ese momento, estaba conforme con lo que ese tratamiento había hecho por su piel. Sin embargo, en el 2009 notó que su rostro estaba perdiendo volumen; fue entonces, que decidió aplicarse rellenos dérmicos.

Fue ahí cuando la pesadilla comenzó. Semanas después de aplicarse la primer inyección, Bryan notó que su frente comenzaba a hincharse. Esos procedimientos provocaron que su cara se expandiera, se contrajera y distorsionara. Incluso, llegó un momento en el que perdió la visión de un ojo.

Foto:The Doctors

Una vez que comenzó a experimentar dichos cambios en su rostro, Bryan se negó a salir públicamente ya que los tratamientos de belleza, hicieron que su rostro luciera irreconocible; por esa razón, se escondía no solo de la sociedad, sino de sus amigos y familiares.

Un amigo y ella se acercaron a varios hospitales alrededor de todo el país pero solo uno tomó el caso. El doctor Reza Jarrahy, codirector de la Clínica Craneofacial de UCLA del Programa de Transplante Facial de UCLA y profesor Asociado de UCLA.

El médico estuvo totalmente dispuesto a ayudarla no sin antes advertirle que existían cierto tipo de riesgos que hasta él desconocía debido a que nunca se le había presentado un caso igual.

Se le extirparon todos los músculos y tejidos y parte de hueso. Gran parte de sección de piel se eliminó y se reemplazó con tejido de su espalda. Los médicos nunca habían realizado algo similar y no estaban seguros si la vasculatura sería suficiente para mantener viva la piel trasplantada. Afortunadamente, ella se encuentra mejor en este momento.

Foto:The Doctors

Con información de Soy Carmín