¡Lo consiguen! Científicos definen método para reducir riesgo por muerte prematura

Foto: Mundiario

(Caracas, 16 de mayo. Noticias24) – El incremento de la actividad física en gente de mediana edad puede en solo 6 años reducir el riesgo de muerte prematura causada por insuficiencia cardíaca, han concluido los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.). Paralelamente, llevar un estilo de vida sedentario durante ese mismo periodo de tiempo se asocia a un incremento en el riesgo de padecer este tipo de dolencia.

Aplicado a vida cotidiana, la recomendación equivale a “150 minutos de actividad moderada o vigorosa a la semana, como caminar rápido o ir en bicicleta”.

Esta práctica “podría ser suficiente para reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca en un 31 %” en las personas de mediana edad, según Chiadi Ndumele, autor principal del estudio. No obstante, si la persona no llevaba un estilo de vida activo con anterioridad, la reducción del riesgo de insuficiencia cardíaca durante los recomendados 6 años se estima en un 23 % .

Los expertos llegaron a estas conclusiones tras analizar los niveles de actividad física a lo largo de diecinueve años de más de 11.000 adultos estadounidenses cuya edad promedio era de 60. En el transcurso del estudio, observaron distintos casos de enfermedades cardiovasculares como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencias cardíacas.

“No contamos con medicamentos para prevenir la insuficiencia cardíaca

Lea también: Las acciones de Facebook caen después de cerrar 583 millones de cuentas falsas

Sin embargo, los investigadores advierten que su estudio, publicado en la revista Circulation, fue observacional, lo que significa que los resultados no muestran un vínculo directo de causa y efecto entre el ejercicio y la insuficiencia cardíaca. Al mismo tiempo, destacan que las tendencias observadas sugieren que nunca es demasiado tarde para reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca a través de un ejercicio moderado.

Y es que, “a diferencia de otros factores de riesgo de enfermedads cardíacas, como la presión arterial alta o el colesterol alto, no contamos con medicamentos específicamente efectivos para prevenir la insuficiencia cardíaca”, recalcó Roberta Florido, becaria de cardiología del Centro Ciccarone de Johns Hopkins, por lo que se debe “identificar y verificar estrategias efectivas para la prevención y enfatizar esto al público”.

Por lo general, las personas que son más activas físicamente tienen menores riesgos de insuficiencia cardíaca que aquellos que son menos activos, un punto corroborado por varios estudios, dijo Florido.

Con información de RT