Publicado el 13 de nov de 2012 2:25 pm |

  comentarios

(Caracas, 13 de noviembre – Noticias24).- Un grupo de científicos en Estados Unidos dice haber creado un diminuto dispositivo médico que usa la energía presente en el oído a manera de batería, lo que sería un gran avance en el campo de los implantes cocleares y el estudio del oído.

Dentro del oído interno de los mamíferos hay una cámara llena de iones que produce un potencial eléctrico que maneja las señales neuronales. Es un estilo de batería, que fue descubierta hace 60 años y solo ahora, por primera vez, se plantea la posibilidad de usarla para darle energía a dispositivos médicos.

En un artículo publicado en la más reciente edición de Nature Biotechnology, científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) dicen haber demostrado, por medio de un estudio con conejillo de indias, que esa energía natural puede hacer funcionar algunos implantes para realizar su trabajo sin perjudicar la audición.

¿De dónde sale la energía?

La oreja convierte la fuerza mecánica de la vibración del tímpano en una señal electroquímica que es procesada por el cerebro. La batería natural es la fuente de esa señal.

“Situada en una parte del oído llamada cóclea, la cámara de la batería está dividida por una membrana que tienen células especializadas en bombear los iones”, dice el comunicado de MIT.

“Un desequilibrio entre los iones de sodio y de potasio en los lados opuestos de la membrana crea una tensión eléctrica”.

Innovación tecnológica, pero ¿médica?

Los científicos creen que esta innovación puede servir en tres campos diferentes: implantes cocleares, ayudas auditivas implantables y en diagnósticos.

Pero, como sospecha Nick Donaldson, profesor y doctor del departamento de Física Médica y Bioingeniería de la Universidad de Londres (UCL), es importante saber cuál es el voltaje que pueden alcanzar estos dispositivos. De lo contrario es difícil saber cuál es su utilidad y el alcance del invento.

“Los métodos tradicionales de conversión de corriente son demasiado grandes para ser implantados y estos [los del estudio] se ven muy pequeños (…) me pregunto cuál es su potencia de salida“, le dijo Donaldson a BBC Mundo.

“Esta investigación es en realidad sobre diseño tecnológico. Lo que han hecho es crear un circuito que incrementa el nivel del voltaje de los electrodos a uno más alto que puede ser utilizado en dispositivos médicos”.

Con información de Semana.