Publicado el 26 de dic de 2012 8:59 am |

  comentarios

Foto: ANTONIO SCORZA / AFP

(Caracas, 26 de diciembre. Noticias24) – Sin duda alguna el dolor de cabeza es la afección más común en el mundo. Múltiples son las causas de esta enfermedad que no respeta edad, género o creencia.

Una de ellas, la que se asocia con los dolores más intensos y crónicos como las migrañas, es el consumo de algunos alimentos habitualmente presentes en todo tipo de dietas.

Plátano, queso, salami y hasta las nueces pueden desencadenar una terrible cefalea.

A continuación conozca los alimentos que pueden originar dolor de cabeza:

Los alimentos con mayores cantidades de tiramina son los fermentados, como puede ser el queso, los frutos secos (principalmente las nueces), el hígado de pollo y el pescado azul. Esta sustancia se forma a partir de la descomposición de un aminoácido, por lo que también está presente en productos caducados y en conservas. Bebidas alcohólicas como la cerveza, el vino tinto y el vermú también la contienen.

El Libro Blanco de la Neurología Clínica publicado el pasado año ya establecía un claro vínculo entre la comida y el dolor de cabeza. Concretamente, esta relación se da en un 30% de las personas que sufren cefalea tensional. Un porcentaje que se eleva hasta el 50% en las personas con migrañas. El estrés y el insomnio son otros de los factores causantes de las cefaleas, que sufre un 40% de la población con relativa frecuencia, mientras que entre un 10 y 15% de la población sufre migrañas, con más incidencia en las mujeres que en los hombres.

Otros efectos perjudiciales para la salud

A la luz de las investigaciones sobre los efectos de la tiramina, la National Headache Foundation ha recomendado limitar la ingesta de esta sustancia, en caso de que se sufran dolores de cabeza. El neurólogo David Buchholz aconseja en su libro Heal Your Headache (Cura tu dolor de cabeza) adoptar una dieta libre de tiramina para superar las migrañas, aunque reconoce que no tiene los mismos efectos en todo el mundo. Además concluye que la cefalea se origina por la combinación de varios factores.

El interés científico sobre esta sustancia surgió a raíz de los perjudiciales efectos para la salud que provoca si se combina con antidepresivos tipo IMAO. Estos fármacos bloquean el proceso enzimático que ayuda a eliminar el exceso de tiramina, lo que ocasiona, además de dolor de cabeza, una elevación aguda de la presión arterial y náuseas. Debido a esta interacción se han confeccionado listas de alimentos ricos en tiramina y se han realizado investigaciones sobre su relación con otros problemas de salud.

Cambios en la dieta alimenticia

Los nitritos son otras de las sustancias presentes en algunos alimentos que pueden causar cefalea. Éstos están presentes en productos derivados de la soja, en la cafeína y el alcohol, aunque en cantidades pequeñas. Por otra parte, el glutamato, un potenciador de sabor que se suele utilizar en restauración, puede producir dolor de cabeza en algún momento de las 48 horas posteriores a su consumo. Los estudios llevados a cabo sobre esta sustancia determinaron que el glutamato puede provocar una respuesta del sistema inmune que causa dolor de cabeza, pero sus resultados difieren a la hora de establecer el porcentaje de población que sufre estos efectos.

Un estudio publicado en 2010 por el neurólogo y presidente de la American Migraine Foundation, David Dodick, concluyó que la dieta alimenticia no es la causa principal de las migrañas, aunque sí puede reducirlas o agravarlas. Unos resultados que obtuvo después de aplicar a 30 participantes con esta dolencia una dieta en la que excluyó los alimentos con tiramina, nitratos y glutamato. Otro estudio británico publicado un año después en la revista científica Nutritional Journal, esta vez con una muestra de 167 pacientes, concluyó que la variación de la dieta para evitar migrañas solo benefició a un porcentaje poco significativo.

Con información de El Confidencial.