Publicado el 15 de feb de 2013 1:47 pm |

  comentarios

Foto: Hola!

(Caracas, 15 de febrero Noticias24).-El acné de juventud en ocasiones deja huellas en el rostro, un problema estético que preocupa a más de uno pero, por desgracia, no siempre es fácil eliminarlas, especialmente si éstas son profundas.

El resultado de los tratamientos para combatir el acné depende tanto de la profundidad y antigüedad de la cicatriz, como del fototipo (color natural de piel, ojos y cabello). Por ello, el primer paso es acudir a un buen dermatólogo y/o médico estético, para que evalúe nuestro caso.

Es fundamental la opinión de un médico, para concretar bien el caso.

Las doctoras Sofía Ruiz del Cueto y Mar Mira nos dan su visión sobre este tema: “Claro que pueden ‘borrarse’ y recuperar una superficie cutánea mucho más regular o incluso lisa: hemos tratado multitud de casos con resultados muy satisfactorios”, afirman las expertas del centro Mira+Cueto.

Eso sí, el tratamiento variará en función de sus características: “Las marcas que se producen tras un acné profundo son muy variadas y en función de su profundidad, los métodos de tratamiento deben adaptarse, siendo más o menos agresivos pero, en todo caso, siempre se consiguen mejorías evidentes e incluso su desaparición completa.

En las menos profundas, bastará con peelings químicos adaptados o un tratamiento con láser fraccionado para mejorar y uniformizar la superficie cutánea. En el caso de las más profundas, sobre todo de aquellas que parecen hechas por un ‘punzón’, es necesario recurrir a peelings químicos más profundos o láseres ablativos”, explican las doctoras.

En el campo cosmético, pese a los adelantos, no existe crema milagrosa con que borrar totalmente las cicatrices. Y si te aplicas cualquier crema si aún tiene granos, puede empeorar el problema de estos últimos. Para conseguir que la piel se regenere, has de tratarla con cuidado y quizás usar alguna crema de efecto ligeramente exfoliante (las encontrará en farmacias), que pueden contribuir a atenuarlas.