Publicado el 27 de feb de 2013 7:43 pm |

  comentarios

Foto: El ciclista Christopher Floome por Enrique Calvo / Reuters

(Caracas, 27 de febrero – Noticias24).- Indiscutiblemente, a nadie le gusta estar gordo, especialmente cuando perder peso se convierte en algo tan difícil, además, se sobreentiende cuán peligroso es esto para la salud, al ser una de las mayores afecciones de la sociedad contemporánea.

Miles de métodos, pastillas, dietas y artilugios deambulan en libros, revistas e internet, expertos, arriesgados y científicos han probado de todo en pro de facilitarle la meta a todo aquel interesado, sin embargo, recientemente el camino más efectivo para ello ha resultado ser el entrenamiento interválico de alta intensidad (HIT, por sus siglas en inglés), que se trata de ejecutar grandes esfuerzos en poco tiempo.

Este método ha acarreado algunas controversidas y con ello detractores y defensores, pero pocos dudan ya que, si se ejerce correctamente, es una de las formas más fáciles y rápidas para perder peso, aunque la frase esté trillada resulta verídico.

En 2005, un grupo de investigadores de la Universidad de McMaster de Canadá, marcó las bases de la técnica actual, ya que hacia la década de los 70 muchos entrenadores habían probado métodos similares sin lograr mayor éxito. Los estudios continuaron hasta que, en 2010, la Universidad por fin publicó los resultados definitivos a través de la revista Journal of Physiology, que le dio la vuelta al mundo entero.

Martin Gibala, considerado uno de los pioneros en el área, aseguró que intercalando diez minutos de “sprints” (rápida aceleración o carrera corta) con un minuto de descanso, en una bicicleta estática, unas tres veces por semana, lograrás adelgazar y entrenar los músculos sin necesidad de invertir horas de ejercicio en un gimnasio.

Intercalando diez minutos de “sprints” con un minuto de descanso, lograrás adelgazar y entrenar los músculos sin necesidad de invertir horas en un gimnasio

Jamie timos, profesor de biología de sistemas de la Universidad de Loughborough, es uno de los científicos que está abocado a profundizar en la materia, quien establece que bastan tres minutos de ejercicio semanal para que la salud de nuestro cuerpo mejore consecutiva y visiblemente pues, más allá del aspecto, esto mejora la condición cardiovascular y reduce la posibilidad de contraer diabetes de tipo 2, inclusive.

Sin embargo, todo proceso amerita el cumplimiento de ciertos pasos para ver resultados positivos, por ello, el método HIT recomienda la bicicleta estática como instrumento ideal, de esta manera se repartirán 10 minutos en forma de intervalos entre descansos de 2 y ejercicio intenso en máxima potencia de 20 segundos, el resultado final es sólo un minuto de arduo esfuerzo.

En los momentos de mayor esfuerzo físico (durante los 20 segundos), debe invertirse 100% de energía y, paulatinamente, el cuerpo se irá adaptando al ritmo y el nivel de auto-exigencia aumentará con cada práctica, hasta lograr invertir los pasos (1 minuto de descanso y 9 de esfuerzo).

Con información de El Confidencial.