Publicado el 18 de feb de 2012 11:04 am |

  comentarios

Foto: MARIO TAMA / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

(Pekín, 18 febrero. EFE).- La firma tecnológica china Proview, que se ha hecho famosa al lograr arrebatar en los tribunales del país la marca “iPad” a Apple, aseguró que su litigio con la multinacional no tiene propósitos económicos, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

“Lo que Proview Shenzhen está haciendo es salvaguardar nuestros derechos e intereses, todo lo que queremos es un tratamiento justo”, aseguró el fundador de la firma, Yang Long-san, en una rueda de prensa celebrada ayer por la compañía ante la expectación que ha causado su enfrentamiento con Apple.

Uno de los abogados de la firma, Ma Dongxiao, negó informaciones de prensa según las cuales Proview (en bancarrota) quiere pedir a Apple una compensación de 10.000 millones de yuanes (1.580 millones de dólares), y aclaró que sólo busca que la firma de la manzana pague los costes del litigio, de unos 100.000 yuanes (15.880 dólares).

“Los iPad de Apple son populares, pero Proview no ha dado permiso para vender productos bajo una marca cuyos derechos mantiene”, señaló, por su parte, el fundador de la firma.

En diciembre, el Tribunal Popular Intermedio de Shenzhen (sur), donde tiene su sede Proview, dictaminó que la multinacional tecnológica Apple no tiene el derecho a usar la marca “iPad” para sus ordenadores tableta en el mercado del gigante asiático, ya que ésta pertenece originalmente a la firma local.

Según la sentencia, la rama taiwanesa de Proview registró la marca “iPad” en varios países en el año 2000, mucho antes de que los ordenadores tableta de Apple salieran al mercado, y en China en 2001.

En 2009, Apple adquirió en Taiwán a Proview los derechos para usar el nombre “iPad” en todo el mundo, por apenas 35.000 libras (unos 54.600 dólares), pero la marca hongkonesa se reservó la utilización de la palabra con fines comerciales en China, razón por la que presentó la demanda contra la multinacional.

Tras ganar la batalla en los tribunales, Proview ha solicitado en una treintena de divisiones administrativas chinas que se detenga la venta de iPads -y hasta su importación y exportación-, logrando incluso que en algunas ciudades del país se hayan retirado estos productos de algunas tiendas.

La retirada, no obstante, no ha sido total, y por ejemplo las tiendas oficiales de Apple en China (dos en Pekín y otras tantas en Shanghái) continúan vendiendo este producto, extremadamente popular entre los consumidores chinos.