Publicado el 17 de may de 2012 3:27 pm |

  comentarios

Foto:

(La Paz, 17 mayo. EFE).- Bolivia celebra hoy entre críticas el Día Mundial del Internet con el servicio más lento, caro e ineficaz de Suramérica, al punto que solo uno de cada diez bolivianos tiene acceso a la conexión, dijeron este jueves expertos y activistas.

Con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (Pieb) detalló que el coste del megabit por segundo en este país oscila entre los 71 y 251 dólares.

En Perú por el mismo servicio se paga 36 dólares; en Venezuela, 31 dólares; en Chile, 27; en Argentina, 24 y en Brasil, 18, según un comunicado de ese centro de investigación.

Los usuarios señalan que se puede pensar que un coste elevado garantiza un buen servicio, pero ese no es el caso de Bolivia, ya que la conexión, sin importar cuál sea la proveedora, es lenta y bromean con frecuencia con que no es internet, sino “intermitente-net” y el ciberespacio es “ciber-despacio”.

El colectivo de cibernautas Más y Mejor Internet para Bolivia, creado precisamente por usuarios insatisfechos, detalla en su sitio web que la velocidad promedio de descarga en Bolivia es de 0,7 megabits por segundo (Mbps), mientras que en Argentina es de 3,8 Mbps; en Brasil, de 6 Mbps, y en Estados Unidos, de 12,2.

Por ejemplo, la descarga de contenido para llenar un disco de DVD de 4 gigabits toma una hora en promedio en otros países, pero en Bolivia demora hasta 14 horas.

El “ciberactivista” Mario Durán, uno de los promotores de Más y Mejor Internet para Bolivia, explicó hoy a Efe que el coste y la velocidad no son los únicos problemas, ya que la cobertura tampoco es de las mejores.

“Uno de cada diez bolivianos accede a internet (…) De los más de 300 municipios que hay en Bolivia, el 85 % no tiene internet, y si lo tiene, es lento y caro”, dijo Durán.

Agregó que incluso en las tres ciudades principales de Bolivia (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) una conexión veloz y a buen precio está garantizada en barrios céntricos y no en los periféricos.

Los datos de Durán son confirmados por la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), que detalla que a diciembre de 2011, el número de usuarios superaba los 1,2 millones, poco más del 11 % de la población.

A todos estos problemas, se suman las quejas de los cibernautas por lo que consideran “ofertas engañosas” y mala atención que aseguran recibir de las proveedoras cuando tienen problemas.

Estas dificultades dieron lugar al concurso “Y tú, ¿cómo sufres el internet en Bolivia?”, promovido por el colectivo de Durán en las redes sociales, para diseñar postales por ejemplo con tortugas como respuesta a la publicidad de empresas que incumplen lo que ofrecen.

“El precio por las nubes y el servicio por los suelos”, “Dos minutos que se convierten en dos horas”, “En otros países se puede vivir del internet; en Bolivia se lo sufre”, son algunas de las consignas expresadas por los concursantes en el grupo de Facebook “Mas Ancho de Banda para Bolivia”.

El director de la ATT, Cliffor Paravicini, aseguró hoy a los medios estatales que el aumento de la cobertura de la telefonía móvil en Bolivia democratiza el acceso a internet.

Mientras que la estatal Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), nacionalizada por el Gobierno de Evo Morales en 2007, anunció hoy que ha rebajado sus tarifas de banda ancha ADSL hasta en un 30 %.

Para Durán, la mejora de las condiciones de acceso a internet debería ser asumida por el Estado “como política pública”.

A su juicio, lo primero que se debería hacer para bajar costes y aumentar la velocidad es conectar al país con la red interoceánica de fibra óptica, ya que actualmente las proveedoras bolivianas lo hacen a través de intermediarios de Perú y Chile.

Se estima que esa conexión demandaría una inversión de 20 millones de dólares, aunque el alcance de la fibra óptica sería limitado y complicado para algunas poblaciones por su situación geográfica, señaló el experto.

Entretanto, el Gobierno de Morales tiene sus esperanzas puestas en el satélite Tupac Katari, que se construye en China y debe estar en órbita a fines del 2013, con la misión de ofrecer servicios de telecomunicaciones y apoyar iniciativas educativas y médicas.