Publicado el 28 de dic de 2012 9:27 am |

  comentarios

Foto: AFP/Archivo

(Pekín, 28 de diciembre. EFE).- China aprobó hoy una nueva ley por la cual los ciudadanos estarán obligados a registrarse con sus nombres reales para tener acceso a Internet y a otros servicios de telecomunicaciones, una medida que algunos sectores interpretan como un intento de amordazar la ya de por sí censurada red china.

“Los proveedores pedirán a los usuarios que proporcionen información de identificación real al firmar acuerdos para conceder el acceso a Internet, líneas fijas de teléfono o dispositivos móviles o para permitir a los usuarios publicar información de dominio público”, dice la resolución, que consta de 12 artículos.

Según apuntaron varios medios oficiales durante la semana, en la práctica la nueva normativa obligará a los ciudadanos chinos a presentar sus documentos de identidad cuando firmen tales contratos.

Los proveedores de estos servicios “están obligados a detener inmediatamente cualquier tipo de información ilegal una vez detectada”

Aunque las autoridades justifican que la acción tiene por objetivo “garantizar la seguridad de la información y salvaguardar los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos”, algunos usuarios ven detrás una voluntad de controlar las opiniones, en algunos casos críticas y hasta ahora anónimas, de los internautas.

Según el nuevo marco normativo, además, los proveedores de estos servicios “están obligados a detener inmediatamente cualquier tipo de información ilegal una vez detectada y tomar las medidas pertinentes”, que incluye su registro y posterior eliminación, y añade que pueden hacerlo “antes de informar a las autoridades de supervisión”, que también podrán acceder a los datos.

En el documento, aprobado por la Asamblea Nacional Popular (ANP) tras cinco días de reuniones, no se especifica qué se considera como “información ilegal”.

Una medida similar se intentó aplicar en marzo pasado a los microblogs, las redes sociales más exitosas en el país asiático, aunque no ha sido realmente puesta en práctica y varios usuarios siguen escribiendo con pseudónimo.

Además de los ciudadanos, la nueva ley podría afectar en una mayor medida a negocios como los cibercafés, muy populares en China, si las nuevas políticas les piden un control más exhaustivo de sus clientes.

Por: Xavier Fontdeglòria