Publicado el 02 de ene de 2013 3:03 pm |

  comentarios

Foto: DPA

(Berlín, 2 de Enero. DPA).- Lista de compras, agenda telefónica y calendario: en todo el planeta, el smartphone y el PC o laptop son desde hace ya mucho tiempo una especie de secretario privado para millones de personas. Pero, al contrario que las personas, estos aparatos sólo obedecen a la palabra escrita. Aunque en el futuro, el control por voz puede mejorar.

Suena a ciencia ficción, pero ya hay programas de control por voz que se pueden usar. Esta función está ya incorporada, por ejemplo, en los smartphones y tabletas. Pero también las consolas de juego y los aparatos de navegación obedecen a la voz, al igual que algunos programas en el PC.

“Hay incluso, televisores con control por voz, aunque sólo en modelos de alta gama”, dice Michael Schidlack, de la asociación informática alemana Bitkom. En algunos campos, incluso, el control por voz se ha establecido ya como auxiliar imprescindible, por ejemplo, para personas con impedimento físico.

Los iPhone e iPad de Apple pueden manejarse verbalmente con un sistema llamado Siri, mientras Google y Microsoft han introducido ya también comandos por voz en sus sistemas operativos Android y Windows. Las funciones son múltiples: búsqueda por internet, calendario, despertador, apertura de apps, navegación, resultados del fútbol o consulta de emails, contactos y números de teléfono.

“Incluso cuando el sistema operativo carece de una función determinada, hay ya apps suficientes que poseen funciones propias de reconocimiento de voz integradas”, señala el especialista Moritz Stückler, de la revista técnica alemana “t3n”.

Los fabricantes se diferencian en los detalles. En Apple, algunos campos del comando por voz son más avanzados: “Siri puede hacer una reserva de mesa en un restaurante, a condición de que el establecimiento acepte reservas online”, dice Dennis Steimels, de la revista “PC Welt”.

En el sistema Android, algunos fabricantes como Samsung sobreponen su propia interfaz de usuario sobre el sistema original. De esta forma, el Galaxy S3, por ejemplo, tiene su propio reconocimiento de voz S-Voice. “Con ello se puede activar la cámara simplemente diciendo ‘fotografiar’ o ‘sonreír’ “, explica Steimels.

El control por voz funciona hoy en los smartphones mucho mejor que hace un par de años, esto se debe sobre todo a la palabra mágica Cloud Computing, es decir, tráfico de datos a través de un laptop ajeno o “la nube”. “En lugar de realizar el análisis del lenguaje, relativamente complejo, en estos aparatos de relativamente poca potencia, esto se ejecuta más bien en el sistema de un servidor lejano de potencia mucho mayor”, explica Moritz Stückler. La desventaja es que ambos aparatos deben estar online. Sin conexión a la red no hay control por voz.

Pero el control por voz no sólo funciona con el laptop o el smartphone portátil, sino también con la PC en casa. Con Windows, los usuarios, por ejemplo, pueden ya, desde el sistema Vista no sólo dictar textos con la voz sino también pronunciar los comandos para abrir o cerrar programas, copiar o pegar archivos y otras funciones. Algo similar ofrece también el sistema OS X para computadoras Apple.

Y también en los automóviles se ha introducido cada vez más funciones para manejar la computadora de a bordo mediante comandos por voz. Esto no sólo simplifica el manejo del PC, sino que eleva también la seguridad: “el conductor puede concentrarse más en la calzada, y no tanto en el volante”, señala Stückler. Así, por ejemplo, el PC de a bordo puede hacer una llamada telefónica a la familia en casa o elegir otro punto de navegación. Para ello, el conductor no necesita desviar a la vista de la calzada.

No obstante, los diversos programas de comando por voz no son todavía cien por cien fiables, dice Dennis Steimels: “El programa no entiende siempre lo que queremos decir o nos entiende equivocadamente y pretende conducirnos hacia otra ciudad, cuando nosotros sólo buscamos el panadero más próximo”. El recurso de dictado de Windows suele hacer también malas jugarretas, cuando, por ejemplo, uno dicta la palabra “energía”, pero el reconocimiento de voz escribe “herejía”.

Quien no tenga problemas con los idiomas puede usar la variante inglesa. “Al menos en el segmento de los accesorios móviles, la mayor parte del trabajo y de los recursos fluye en el análisis del idioma inglés”, dice Stückler, redactor de la revista “t3n”. Esto se debe no sólo al mayor mercado internacional, sino también a la construcción más simple del idioma inglés.